China 2007 - Bibiana1

Vaya al Contenido

China 2007

Mis Viajes
Este fué nuestro Plan de viaje en Pekin, Xian y Shanghai

DÍA 01 de Enero de 2007 Salida MADRID-PARIS-BEIJING  
Salimos de España con destino Pekín y pasamos la noche a bordo del avión.

DÍA 02 Llegada a PEKÍN ó BEIJING
Llegada a Pekín centro político, económico y cultural del país con una historia de más de 3.000 años.
Nos trasladan al hotel y resto del día lo tenemos libre.

DÍA 03 PEKÍN
Desayunamos y visitamos la Plaza de Tian An Men corazón de la ciudad y la Ciudad Prohibida un gran conjunto arquitectónico con palacios y pabellones en los que predomina el color rojo, con más de 9.000 habitaciones donde quedaban encerrados en vida los emperadores, el Palacio de Verano situado a unos 15 Kms del centro de la ciudad era un jardín veraniego para los componentes de la casa imperial de la dinastía Qing.
Almorzamos y por la tarde visitamos el Hutong con Riskshaw paseando en la atmósfera de la vieja Pekín, por la noche asistimos a un espectáculo de acrobacia.

DÍA 04 PEKÍN
Desayunamos y salimos por el noroeste de Pekín para visitar la Gran Muralla pero antes paramos en una fábrica de artesanía cloisonne; la gran muralla es una maravilla de la ingeniería y recorre las  montañas serpenteando.
Almorzamos y de regreso visitamos las Tumbas de la dinastía Ming del siglo XV donde se encuentran enterrados 13 de los 16 emperadores manteniendo la tradición comenzada por la dinastía Zhou, los emperadores Ming elegían el lugar y diseño de sus propias tumbas.
Por la noche tuvimos una cena especial de pato laqueado.

DÍA 05 PEKÍN-XIAN
Desayunamos y por la mañana visitamos el Templo del Cielo obra maestra de gran belleza arquitectónica construida en el año 1420, el recorrido por el templo es distinto al tradicional pues se entra por la parte sur tal y como lo hacían los emperadores MING y QING que rendían culto y rogaban por abundantes cosechas y se sigue la trayectoria de las ceremonias.
Almorzamos y por la tarde nos llevan al aeropuerto con destino a XIAN.
Nos alojamos en Xián.

DÍA 06 XIAN
Desayunamos y por la mañana visitamos el Museo de Guerreros y Corceles de Terracota de la dinastía Ping.
Almorzamos y por la tarde visitamos la Pagoda de la Oca Salvaje y la Muralla de la ciudad.

DÍA 07 XIAN-SHANGHAI
Desayunamos y por la mañana salimos hacia Shanghai y nos trasladan al hotel, visitamos los jardines YUAN (Jardín del mandarín Yu) de estilo tradicional con estanques decorados con piedras exóticas y luego vemos el Templo de Jade.
Almorzamos y por la tarde visitamos el casco viejo de la ciudad.
Nos alojamos en Shanghai.

DÍA 08 SHANGHAI
Desayunamos y tenemos el día libre para las compras.
Almorzamos y por la tarde visitamos el casco viejo de la ciudad.

DÍA 09 SHANGHAI-PARIS-MADRID
Desayunamos y nos trasladan al aeropuerto para volar hasta Madrid.    

07 enero
AF1601
Madrid  - Paris
5:35
17:40
07 enero
AF0126
Paris - Pekín
18:55
11:50
11 enero
China Airline
Pekín - Xian


13 enero
China Airline
Xian - Shangai


15 enero
AF0117
Shangai - París
12:00
17:30
15 enero
AF2100
Paris - Madrid
19:15
21:15

Os voy a hacer un relato del viaje que he realizado con mi mujer Carmen y nuestros amigos Urbano y Mª Eugenia a las tres ciudades más turísticas de China como son Beijing, Xián y Shanghai, este viaje lo realizamos por medio de la agencia El Corte Inglés en las fechas del 7 al 15 de Enero de 2007 con el circuito China Singular y la estancia ha sido en estos tres hoteles que os comento a continuación.
     Great Wall Sheraton                                      Sheraton Xian                           Shanghai Hua Ting & Towers

Para empezar el viaje nos dirigimos al aeropuerto de Barajas y buscamos los mostradores de Air France para obtener la tarjeta de embarque (las maletas se facturaban en Madrid directamente a Pekín) ojo a la vuelta ya que no te permiten facturar más de 20 kilos y el equipaje de mano que no supere los 12 kg, en estos tiempos hay que soportar las inconveniencias en los aeropuertos debido a los muchos controles policiales que existen tanto en España como en Francia y en China.

Nuestro primer día, salimos de Madrid con Air France (el avión y servicio muy bueno) hacia París (aeropuerto Charles DeGaulle) hacemos escala en París y teníamos el tiempo muy muy justo para hacer el tránsito hacia Pekín, pudimos coger el autobús de tránsito desde una puerta de embarque a otra para poder llegar con tiempo a la Terminal que nos correspondia para poder volar hasta Beijing (a la vuelta de Shanghai tuvimos 1 hora aproximadamente de espera en el aeropuerto de Paris hasta que saliera nuestro vuelo para Madrid) por supuesto hasta nos hicieron descalzar en los diferentes controles que tuvimos que soportar.

Debido a la incomodidad de los asientos y la multitud de chinos moviendose continuamente tuvimos que usar tapones para los oídos, antifaz para los ojos y una almohada para el cuello ya que al ser todo el viaje de noche habia que intentar dormir algo pues teniamos que aguantar 10 horas de avión a la ida y 11:30 horas en la vuelta a Paris.

Por fin llegamos a Beijing (7 horas de diferencia con respecto a la Península) o sea la llegada es el día 2, allí nos estaba esperando nuestra pequeña guía con su banderita azul nos recogen las maletas y las llevan en otro vehículo (este sistema lo realizan durante todo el viaje) las maletas van siempre por delante pero a veces llegamos al hotel y no han llegado o cuando viajamos en avión a otra ciudad las maletas las recogen por la noche en el hotel y así al día siguiente llegamos al aeropuerto y ya tenemos las maletas facturadas y la tarjeta de embarque preparada ahorrándote una hora de hacer colas para coger el avión.

En Beijing salíamos por la mañana y llegábamos por la noche así que estábamos con la misma ropa todo el día, lo digo por la inutilidad de llevar ropa de vestir ya que no hay ocasión de usarla incluso el día 3 fuimos a un espectáculo de acrobacia por la noche con la misma ropa que usamos durante todo el día después de visitar la Plaza de Tian an Men, el Palacio Imperial, el Palacio de Verano y el Hutong sobre triciclos.


Bien, a partir de ahora, me dispongo a contaros los diferentes sitios que visitamos durante los 9 días y 8 noches del circuito China Singular.

Beijing es tal vez la única ciudad de nuestro planeta que cuenta con tantos monumentos considerados por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad ya que la Gran Muralla, la Ciudad Prohibida, el Palacio de Verano, el Templo del Cielo y el Sitio del Hombre de Beijing han merecido ese calificativo, comenzamos las visitas el segundo día porque realmente llegas al segundo día por el cambio de horario, por supuesto hechos unos zorros por las 13 horas de avión entre Madrid-Paris-Pekín, por cierto, en el avión te dan un par de veces de comer, en fin como decía que aunque llegas roto con toda tu ilusión te vas a visitar un montón de sitios luego duermes como un bebé por la noche y ya estás amoldado al nuevo horario.

Llegamos al  mediodía al Hotel The Great Wall Sheraton en Beijing en  el  barrio diplomático, teníamos la tarde libre y nuestra primera idea era ir de compras al Silk Market o Mercado de la seda pero la guía nos sugirió apuntarnos a una excursión fuera del programa para visitar un Templo Tibetano, la Casa de Confucio, los jardines junto a la Ciudad Prohibida y una cena incluida y todo por 30€ por cabeza, la preguntamos si habría tiempo para ir al Mercado de las imitaciones o Silk Market nos dijo que no, por esta razón decidimos no hacer esta excursión y dedicarnos a las compras ya que era el único momento libre que tendríamos en Beijing.

Después de pasar la tarde de compras en el Mercado de la Seda y dado que China tiene fama por sus masajes sobre todo de los pies le preguntamos a la guía sí conocía a alguien de confianza y nos envió a dos masajistas (uno para mi y otro para Carmen) que vinieron a nuestra habitación y nos dieron un masaje de cuerpo completo y también de pies (media hora para pies y una hora para el resto del cuerpo) el precio rondaba los 15 € por persona, por cierto, los chinos son muy pudorosos y todos los masajes nos lo dieron vestidos con la bata de baño.

Beijing es después de Shanghai la ciudad más occidental de China, lo bueno de Beijing es que pese a su modernidad conserva mucho de la China auténtica y aunque muy remodelada y con anchas avenidas no deja de ser el centro de China y por ello posee lugares que no hay que perderse, Beijing está actualmente patas arriba (algo parecido a Madrid) porque lo están reformando o modernizando y restaurando de cara a las olimpiadas del 2008.

En nuestro viaje teníamos una serie de excusiones incluidas que a continuación os paso a relatar:

El tercer día fuimos a visitar la Plaza de Tian An Men la más grande del mundo, si aquella en la que pudimos ver las escenas de los tanques contra los estudiantes que tan triste recuerdo nos traen y allí mismo la gente empezó a comprarse para protegerse del frío gorras chinas de piel con estrella comunista incluida y guantes de goretex, la Plaza de Tian An men es el centro de Beijing y de la vida política de China con 800 metros de norte a sur, y 420 de este a oeste, es la mayor plaza del mundo, Tian An men o Puerta de la paz celeste era la entrada frontal a la ciudad Imperial de las dinastías Ming y Qing.

En el centro de la Plaza de Tian An Men se yergue una construcción cuadrada con columnas, es el Mausoleo de Mao Zedong con su cadáver, debidamente preparado descansa en su interior en una urna de cristal, no lo vimos debido a las colas inmensas que hay que soportar normalmente para entrar en ella y está franqueada por la ya mítica imagen de Mao que se encuentra en la entrada a la Ciudad Prohibida esa que aparece en la película de el Último Emperador si, esa que tuvo su acceso restringida durante 500 años.

El Palacio Imperial llamado antes Ciudad Prohibida es uno de los patrimonios culturales mundiales y fue la residencia imperial de 24 emperadores de las dos últimas dinastías (Ming y Qing) con 9.999 habitaciones es el mayor palacio del mundo que está rodeado por una muralla y un foso de 50 metros de ancho, según entramos nos encontramos con la Puerta de la Armonía Suprema desde aquí se disfruta de la vista más famosa de la Ciudad Prohibida el Salón de la Armonía Suprema (llamado Taihedian en chino) elevado sobre una triple terraza de mármol blanco sujetado por unas enormes columnas rojas y tiene un doble tejado amarillo, color reservado al emperador, en su interior está el trono imperial espectacular con sus grabados de dragones, este es el pabellón más importante del palacio y la construcción más alta del Beijing antiguo, tras éste se encuentra el Salón de la Armonía Media y el Salón de la Armonía Preservada utilizado para las grandes ceremonias y los exámenes imperiales.

Al norte queda la parte privada, en esta zona es donde se encuentran los principales museos de la propia Ciudad Prohibida, el de las Pinturas Imperiales al oeste muy interesante, el Museo de los Bronces y el de las Cerámicas al norte, el de los Relojes al este, y el de las Joyas Imperiales también al este en el llamado Jardín de Qianlong, todos los techos de los salones de la Ciudad Prohibida tienen en su extremo un adorno con bestias, animales propicios y mitológicos destinados a proteger la sala correspondiente el número de estos animales depende de la importancia de la sala, el tejado del Salón de la Armonía Suprema el más importante, es el único que tiene diez bestias de protección, frente al salón se encuentran una grulla y una tortuga símbolos de longevidad así como un reloj de sol y una unidad de capacidad, como símbolo de la virtud del emperador en mantener la regularidad de las estaciones y unificar las medidas del imperio, en este mismo eje se encuentra el llamado Jardín de Qianlong donde este longevo emperador se retiró tras abdicar a los 80 años.

Es un palacio dentro del palacio, con la exposición de las joyas imperiales, un muro de Nueve Dragones, un teatro privado y algunas de las mejores esculturas de jade la visita dura en torno a un par de horas y en ella puedes observar la opulencia con la que vivían los antiguos emperadores chinos.

Más tarde nuestra visita continuó hacia el norte de la ciudad donde encontramos la Colina de Carbón que antes era parte del mismo palacio pero después de 1949 se les separó para facilitar el tráfico, tiene cinco pabellones para descansar se supone que desde la cima del pabellón más elevado hay una impresionante vista del Beijing antiguo y claro, también de la Ciudad Prohibida, un poquito al Oeste de esta colina casi pegado a ella está el Parque Keia o Palacio de Verano con un lago en el centro.


Por la tarde y después de comer en un restaurante típico chino visitamos lo que más me gustó de Beijing junto con la Gran Muralla de Badaling, fué el Palacio de Verano está situado a unos 12 kms de Beijing y fue residencia de la emperatriz Qi Xi y sede del gobierno hasta 1908 año de su muerte, en este precioso parque encontramos, palacios, pabellones, puentes, lagos, jardines, etc, cada uno con nombres más sugerentes que el anterior Palacio de la Benevolencia y Longevidad, Sala del Oleaje de Jade, Jardín de la Armonía Virtuosa, Pabellón de la Nubes Preciosas, el palacio tiene dos partes fundamentales

El Lago Kunming y la Montaña de la Longevidad a las orillas del lago se encuentran las construcciones fundamentales como el Teatro, las habitaciones privadas, y sobre todo el Largo Corredor, decorado con miles de pinturas que reflejan escenas de la historia, la mitología, la poesía y las novelas famosas de China, conserva una decena de miles de reliquias culturales preciosas, además esta emperatriz es recordada porque se hacía servir 150 platos en cada comida y hacía que se los colocasen en 3 mesas, una para ver, otra para ver y otra para probar.

En el lago Kunming se haya el Barco de Mármol construido enteramente de mármol y cristal en el que la emperatriz celebraba sus fiestas, para el pueblo chino este barco es el símbolo de la corrupción del imperio puesto que se gastó para su construcción todo el presupuesto que tenía la marina aquel año, poco tiempo después la flota china sería derrotada por la japonesa.

Por la tarde hicimos una excursión a los Hutong en triciclo o Riskshaw por la parte antigua de Beijing por los callejones antiguos, viejos y peculiares de Beijing para conocer la vida tranquila y las costumbres de los vecinos que viven en esos patios, en total hay 4.550 callejones en torno de la Ciudad Prohibida y los mejor conservados están alrededor de la Mansión del Principe Gong, las vías grandes y pequeñas donde están alineadas se llaman Hutong y la mayoría de ellas apareció durante las dinastías Yuan, Ming y Qing, estos Hutongs destacan por sus casas con patios cuadrados, después de algunas compras de figuras antiguas y de ver algunos de los negocios de la zona nos llevaron a una casa particular de clase media dónde el propietario nos explicó como vivían, sus anécdotas y nos dio el nombre de gente famosa que iba a verle ya que este era un sitio que se lo enseñan hasta al mismo Maradona y como no a nuestro Banderas por cierto, aunque era clase media y la casa parece ser que valía una millonada más bien me parecía una casa del barrio de Pitis.

Mientras estabamos en la zona de los Hutongs nos llevaron a ver una guarderia de niños y nos pudimos pasar un rato divertido viendo como bailaban al son de la música que les ponian las maestras (igual que las clases de los gimnasios), cuando terminamos de verlos fuimos a ver el mercado de los Hutones dónde pudimos ver no solo los alacranes insertados sino los huevos de colores diferentes.

Esta misma noche tuvimos la oportunidad de ver el famoso espectáculo de la Compañía Nacional de acróbatas chinos (es alucinante como los críos pueden hacer todo lo que vimos en dicho espectáculo).

Al día siguiente cuarto día nos llevaron en autocar a Badaling que está a 80 kilómetros al noroeste de Beijing para poder andar por la Gran Muralla y vaya que si es grande es grandiosa, os recomiendo que no dejéis pasar la oportunidad de visitarla porque es algo indescriptible, la Gran Muralla serpentea por las montañas en los distritos suburbanos de Yanqing y Huairou, antes de llegar a la Gran Muralla nos pararon en una fábrica de artesanía cloisonné para que pudiésemos ver como pintaban jarrones, huevos y todo tipo de figuras con esta técnica tan antigua y así comprar sus productos en la tienda que tenían allí mismo.

Hablemos sobre la Gran Muralla realmente no es solo una Muralla si no que son diferentes sectores más o menos turísticos y mejor o peor conservados, a nosotros nos llevaron al sector de BADALING la parte más frecuentada de la muralla para los turistas que tiene unas pendientes bastante duras, la Gran Muralla es agotadora es un autentico rompe piernas ya que tiene infinidad de cuestas, rampas y escalones casi todos hechos de piedra irregular (empedrados de adoquines), después de subir y bajar por la muralla y de admirar el paisaje nos llevaron a comer allí mismo a un restaurante que tenia una gran tienda de objetos varios por si comprábamos algo (como siempre).

Por la tarde nos llevaron a visitar el lugar dónde se hallan las Trece Tumbas de la dinastía Ming en las afueras de Beijing, en el distrito de Changping antes de llegar a la Gran Muralla hay un bello valle protegido por unas montañas, un río corre cerrando el valle que desemboca en un lago construido recientemente, esa situación tan acorde a las reglas de la geomancia china, con una montaña al norte y un río al sur hizo que los emperadores Ming eligieran este lugar para construir sus tumbas, en general en China, las tumbas de cada dinastía se encuentran reunidas en valles y al contrario de lo sucedido con sus palacios que eran inmediatamente arrasados por las dinastías siguientes las tumbas han sido respetadas en la mayoría de los casos por unas dinastías que también asumían como regla de gobierno el culto a los antepasados.

Hay trece tumbas en las que están enterrados trece de los emperadores Ming, a la entrada está el Camino Sagrado una estela del Emperador Hongxi de nueve metros de altura sobre una tortuga y un largo paseo con doce pares de esculturas de animales reales y míticos realizadas en mármol en el siglo XVI, así como seis pares de esculturas de funcionarios, militares, civiles y letrados que finalizan en la Puerta del Dragón y el Fénix cada una de estas esculturas es una obra de arte.

El quinto día por la mañana nos llevaron al Templo del Cielo que es el templo más grande de China dónde los emperadores de las dinastías Ming y Qing rendían culto al cielo y rogaban por abundantes cosechas, el Templo del Cielo, es el mayor grupo de templos de China y es una de las construcciones más originales e impresionantes de Beijing.

El Templo del Cielo era la construcción religiosa más importante de la capital, los rituales que se realizaban en su interior eran destinados a legitimar la cualidad divina del emperador que investido con el título de Hijo del Cielo se ponía en comunicación con los dioses en favor de los hombres que gobernaba, el Altar del Cielo es una gran plataforma redonda escalonada de mármol blanco con 360 balaustradas rodeada por un muro cuadrado, es un simbolismo del cielo (redondo) dentro de la tierra (cuadrada), desde su extremo norte hay una vista magnífica de la Bóveda Celeste Imperial.

Un largo pasillo de 360 metros une la Bóveda Celeste Imperial con el Salón de Rogativas por las Buenas Cosechas este es el edificio más majestuoso del recinto y para algunos de todo Beijing, concebido para facilitar la comunicación del  emperador con el cielo tiene una base redonda de 30 metros de diámetro y una forma cónica que se eleva 38 metros de altura, está situado en el centro de un patio elevado sobre tres terrazas circulares de mármol blanco cada una con una balaustrada de mármol tallado, además cuenta a su vez con un triple tejado de azulejos azules, este salón está construido completamente con madera ensamblada sin que se utilizara ni un solo clavo, en el interior se ve que la bóveda está sujeta por cuatro grandes pilares de madera que representan las cuatro estaciones del año, alrededor de ella hay doce pilares exteriores que simbolizan los doce meses del año la forma en que se ha ensamblado la madera traída desde la provincia de Yunnan que mantiene el tejado es una obra maestra de la carpintería china.


Bien, demos un repaso a nuestra visita a la ciudad de Pekin:

EL TEMPLO DE LOS LAMAS

Templo de los Lamas o Yonghegong que es el templo budista tibetano más importante que existe fuera del Tíbet y una de los imprescindibles que ver en Pekín. Se trata de un enorme complejo compuesto por diversos pabellones y patios en los que se sitúan enormes quemadores de incienso donde los fieles colocan una serie de barillas. Uno de los pabellones, acoge una estatua de bronce de seis metros de Tsongkapa, fundador de la Secta del Bonete Amarillo. El pabellón principal aloja una impresionante estatua de 18 metros de Maitreya, el Buda futuro. Aunque no es uno de los templos más espectaculares del país si merece la pena conocerlo por la importancia del mismo.

PARQUE BEIHAI DE PEKÍN

Parque Beihai, un hermoso parque de 69 hectáreas con una frondosa vegetación y un magnífico lago, un lugar indispensable que ver en Pekín. Además el Parque de Beihai posee una serie de pabellones y templos que bien merecen una visita. Los puntos más importantes del parque son:
  • La Pagoda Blanca: Fue construida en la isla central del lago con motivo de la visita del Dalai Lama a Beijing en 1651. Las vistas desde lo alto de esta Pagoda son fantásticas.
  • Muro de los Nueve Dragones: Un bello y colorido muro construido en 1902.
  • Jingxin Room: Bonito y tradicional jardín de 4.000 metros cuadrados.
  • Templos budistas: El parque acoge algunos templos budistas, como es el caso del Templo Yong’an y el Templo Chanfu.
  • Lago Beihai: Es el eje central del parque y el paseo alrededor del mismo es una actividad recomendable que hacer y ver en Pekín.

MERCADO WANGFUJING

Wangfujing es la calle comercial más importante de Pekín. Está repleta de luces de neón, tiendas, centros comerciales y grandes almacenes. Turísticamente esta calle es conocida por su curioso mercado que se encuentra situado en una de sus callejuelas. Este sorprendente mercado me dejó con la boca abierta, en sus puestecitos se exponían, entre otros, suculentos manjares como pinchos de alacranes, estrellas de mar, caballitos de mar y cucarachas. Lo cierto es que estos productos no son muy consumidos por los chinos sino que van dirigidos al turismo. Pero aunque los chinos no consuman estos productos, si puedo asegurar que consumen una serie de pinchos de carne con mucho peor aspecto.

LA PLAZA DE TIAN´ANMEN

Plaza de Tian´Anmen, que con unas dimensiones de 880 por 500 metros, es la plaza más importante de China y la mayor plaza del mundo. Construida en 1949 en ella se han producido importantes acontecimientos históricos como las protestas de 1989, en la que se tomó la famosa imagen del estudiante y los tanques.

Al norte de la plaza se ubica su edificio más importante, la Puerta de Tian´Anmen. Esta puerta da acceso a la Ciudad Prohibida y es desde donde Mao Zedong proclamó la fundación de la República Popular de China en 1949. La plaza está flanqueada por dos importantes edificios de estilo soviético como el Museo Nacional de Historia y de la Revolución y el Gran Palacio del Pueblo, sede de la Asamblea Popular Nacional. Al sur de la plaza se ubica la Torre de Quianmenque alberga el Museo de historia de Pekín. En el centro de la plaza se sitúa el Mausoleo de Mao y el Monumento de los Héroes del Pueblo, un obelisco de 38 metros de altura. ¡Un lugar que visitar en Pekín y que no te puedes perder!.

CIUDAD PROHIBIDA

Ciudad Prohibida uno de los palacios más bonitos del mundo. La Ciudad Prohibida es un impresionante complejo declarado Patrimonio de la Humanidad. Construido en 1420 desde él gobernaron los emperadores chinos durante más de 500 años. Durante muchos años sus muros fueron impenetrables para la población ya que este espacio solo estuvo reservado para la corte y sus súbditos, esto provocó que el monumento se convirtiera en el más visitado de China.

El complejo está formado por 980 pabellones, grandes patios y preciosos jardines. A pesar de su majestuosidad puede ser que la visita llegue a ser algo monótona ya que todos los pabellones son parecidos y no se puede acceder a ellos. Como dato curioso decir que dos leones guardan la entrada a cada uno de los pabellones del recinto. Parecen iguales pero bajo una de sus patas el león tiene una pelota y la leona un cachorro. Además la Ciudad Prohibida posee una gran armonía numérica basada en los números impares, especialmente el nueve. Posee 9.999 estancias y las puertas de uso imperial están decoradas con 81 tachuelas (9×9).

La puerta de salida de la Ciudad Prohibida da directamente a la puerta de entrada al Parque Jingshan o Parque de La Colina del Carbón. La parte más importante de este bello parque es la Colina del Carbón, formada gracias a la acumulación de la tierra que se sacó para la construcción del foso del palacio. Desde esta colina obtuvimos unas vistas extraordinarias de la Ciudad Prohibida que nos dejó con la boca abierta. ¡Un lugar absolutamente maravilloso que ver en Pekín!. En la parte inferior del parque se encuentra marcado el lugar en el que se ahorcó el último emperador Ming.

LA TORRE DEL TAMBOR Y LA TORRE DE LA CAMPANA

La Torre del Tambor y la Torre de la Campana son dos emblemas de la ciudad que hay que ver en Pekín. Se encuentran en un histórico barrio de hutongs, viviendas ubicadas en torno a un patio que carecían de baño privado, donde se puede disfrutar de la vida del Pekín más tradicional.

La Torre del Tambor es un colorido edificio con una altura de 46,7 metros, en el se pueden contemplar los 25 tambores que en el pasado fueron utilizados para marcar las horas del día. Además el anochecer era anunciado desde esta torre al son de los tambores. Situada justo en frente de la Torre del Tambor, se encuentra la Torre de la Campana, un robusto edificio que posee una enorme campana de bronce de 7,02 metros cuyo sonido se puede escuchar a kilómetros de distancia. Dicha torre anunció hasta 1924 la llegada de las siete de la tarde.

TEMPLO DEL CIELO

Tras visitar los hutongs nos dirigimos a visitar el Templo del Cielo uno de los mayores recintos sagrados de China. Este bonito templo está ubicado en un bellísimo parque de 273 hectáreas. En él, el Emperador Chino realizaba una serie de sacrificios para dar gracias al cielo por las cosechas obtenidas., En el parque nos encontramos a ciudadanos chinos practicando tai chi, otros participando en clases de baile y otros cantando. En en corredor de entrada al templo había decenas de personas jugando a las cartas y a un juego de tablero parecido a las damas. Muchas de estas personas iban acompañadas de su animal de compañía, pájaros enjaulados los cuales los ciudadanos chinos sacan a pasear como si fueran perros.

El parque es algo fundamental que ver en Pekín, recoge una serie de edificaciones y jardines entre las que destacan:

Qinian Dian: Es la edificación principal del Templo y una de las imágenes más características de Pekín. Esta edificación circular es el Templo de las Rogativas. Es de color azul ya que simboliza el cielo
Bóveda Imperial del Cielo: Rodeado del “Muro del Eco”, es el pabellón donde se guardaban los elementos ceremoniales.
Árbol de los Nueve Dragones: Es un viejo Enebro Chino de más de 500 años. Llamado de los Nueve Dragones por las formas que aparecen en su tronco. Los ciudadanos chinos se agolpaban alrededor del mismo con los brazos extendidos. Esto lo realizan debido a una vieja creencia por la que piensan que el viejo enebro da energía positiva.
Salón de la Abstinencia: Es una pequeña replica de la Ciudad Prohibida. Es donde el emperador pasaba la noche previa a un sacrificio.Altar Circular: Este enorme altar en mármol blanco está construido en nueve círculos concéntricos. Es donde el emperador realizaba los sacrificios.

GRAN MURALLA CHINA

Un lugar imprescindible que ver si viajáis a Pekín. Con una longitud de 8.851,8 kilómetros, la Gran Muralla China es una de las Siete Maravillas del Mundo y el mayor símbolo de China. Gran parte de esta muralla se encuentra en ruinas, pero alguno de sus tramos han sido restaurados para su visita. Los tramos en los que se divide la Gran Muralla son:

Badaling: Ubicado a 80 Km de Pekín, fue el primero en abrir sus puertas a los turistas en 1957 y continua siendo el más visitado. La visita a este tramo no es nada recomendable si no queréis que en vuestras fotos aparezcan cientos de turistas en lugar de la Gran Muralla China. Se puede subir en teleférico.
Mutianyu: Fue nuestra elección para visitar la Gran Muralla China, ya que es un tramo poco masificado al que se le une unos espectaculares paisajes. Se ubica a 90 Km de Pekín. Se puede subir en telesilla o teleférico y bajar en tobogán.
Huanghua Cheng: Es uno de los tramos no restaurados. Parte de la muralla esta sumergida bajo las aguas de un lago lo que le da un perfil algo misterioso. Este tramo es muy poco visitado por los turistas.
Simatai y Jinshanling: Es el tramo más alejado de Pekín, además de ser el más escarpado y peligroso. Posee unas vistas espectaculares. Se puede subir en teleférico y bajar en tirolina.

PALACIO DE VERANO

El Palacio de Verano es un inmenso jardín imperial de 290 hectáreas que se convirtió en el refugio de la dinastía Qing durante los calurosos veranos chinos. Considerado desde 1998 Patrimonio de la Humanidad, en este maravilloso jardín imperial podréis encontrar espectaculares jardines, suntuosos palacios e increíbles templos, sin duda alguna un lugar imprescindible que ver en Pekín. Sus puntos más interesantes son:

Calle Suzhou: Es una preciosa recreación de una calle comercial construida por orden del emperador. Sin duda es uno de los puntos más bellos del palacio.
Jardín del Gusto Armonioso: En este bello rincón del Palacio de Verano, se respira tranquilidad. Es un lugar ideal para realizar decenas de fotos o simplemente para sentarte y relajarse
Jardín de la Virtud y de la Armonía: Este edificio fue utilizado como teatro para realizar representaciones ante la emperatriz Cixi.
Gran Galería: Es un extenso corredor cubierto de 728 metros, cuyas vigas de madera están decoradas por miles de maravillosas pinturas chinas.
Torre de la Fragancia de Buda: Tanto la torre como los templos que la rodean son auténticamente maravillosos. La vistas desde lo alto de la torre son absolutamente recomendables.
Puente de los Diecisiete Arcos: Une la orilla del lago Kunming con la isla de Nanhu, en el medio del lago. El puente tiene una longitud de 150 metros y una anchura de ocho metros. Está decorado con 540 leones esculpidos en diferentes posturas. El puente es una réplica del puente Marco Polo situado a unos 15 kilómetros al sudoeste de Pekín.


AVENIDA QIANMEN

Desde la Puerta de Qianmen o Puerta de Zhengyangmen, situada en la parte sur de la plaza, paseamos por la Avenida Qianmen, una calle llena de tiendas y centros comerciales en cuyas calles perpendiculares nos encontramos con alguno de los hutongs más auténticos de Pekín.


Mi conclusión sobre esta gran ciudad es que culturalmente hablando, Pekín es una de las ciudades más importantes del mundo. Sus palacios, jardines y templos son absolutamente espectaculares y aunque en muchos de sus habitantes las normas de civismo, desde el punto de vista occidental, brillen por su ausencia, recomendaría sin duda la visita a esta extraordinaria y milenaria ciudad.


Por la tarde nos dirigimos al aeropuerto para volar y pasar el sexto día en Xian, la programación era visitar el Museo de los Guerreros y Corceles de Terracota de la dinastía Qing y por la tarde visitar la Pagoda de la Oca Salvaje y las Murallas de la ciudad pues es la única ciudad totalmente amurallada que queda en China.

El emperador de la dinastía Qin que gobernó China empezó a preparar su ingreso en la otra vida construyendo un mausoleo este mausoleo, considerado uno de los mayores de la Tierra junto a las pirámides de Egipto consiste en un espacio bajo tierra con 20.000 figuras a tamaño real de todo su ejército y fabricadas en terracota, los Guerreros y Caballos de Terracota hallados en las fosas acompañantes de la tumba del Emperador Qin Shihuang se reparten en varias fosas, los soldados son de tamaño natural y tienen una estatura media de 1,80 metros cada uno con sus armaduras, las cabezas y las manos eran moldeadas aparte y luego añadidas, cuando se enterraron eran de color que ha desaparecido con el paso del tiempo y lo sorprendente es que además de la maestría con que están construidos, cada soldado tiene características diferentes y distinta expresión, unos tienen bigote o coleta.

La Fosa Número Uno es la más grande y la más importante nada menos que 6.000 guerreros y caballos de terracota (tierra cocida) de tamaño natural y en formación de batalla, en una fosa de 210 metros de largo por 60 de ancho, tienen las características de su grado en el ejército e incluso la expresión de sus rostros permite distinguir a los veteranos de los bisóños, cada uno de ellos lleva en la mano sus armas correspondientes espadas, lanzas, jabalinas, arcos.

La Fosa Número Dos ha sido la última en abrirse al público en 1995, en ella hay unos 2.000 guerreros de terracota pero la mayoría están todavía sin restaurar, en la entrada se exhiben algunos guerreros de terracota protegidos por un vidrio, es la mejor oportunidad que se encuentra a lo largo de la visita para verlos con detalle.

La Fosa Número Tres es más pequeña y sólo tiene 69 figuras de oficiales y generales dicen que era el cuartel general y también cuenta con cuatro caballos preciosos, cuando se abrió hace unos años las figuras aún tenían algún reflejo de color pero ya ha desaparecido, cada una de las figuras es diferente y representa a un miembro de su ejército.

Hasta la década de Los 70 cuando unos campesinos haciendo un pozo para buscar agua encontraron por casualidad una de las cámaras de los guerreros, entonces el complejo había caído en el olvido (por cierto, compré un libro de fotografías de los Guerreros y me lo firmó el campesino que encontró estas cámaras) y casualidad que haciendo prospecciones cercanas se  descubrieron más de 22 fosas 3 de las cuales contenían Guerreros y Corceles de Terracota también hallaron otras cosas en las otras fosas como dos Carros de Bronce a escala 1/3 con un lujo inusitado, además se descubrió que un monte cercano en realidad era el Mausoleo principal del emperador Qin sellado y cerrado hasta hoy porque cuando se levantaron los guerreros de la primera fosa éstos perdieron todo su color por una reacción química del tinte alterado por los siglos y la humedad con el aire porque originalmente todos los guerreros estaban completamente pintados.

Al terminar la visita nos llevaron a comer, pero primero, como no, visitamos una fábrica de figuras de Jade dónde, que casualidad también tenían la tienda para los turistas (carísimo), posteriormente nos llevaron a visitar la Pagoda de la Oca Salvaje y sus jardines que están situados en el interior del Monasterio de la Gracia a unos cuatro kilómetros de distancia de la muralla sur de la ciudad, fue construida por el emperador Gao Zong de la dinastía Tang en el año 648 para conservar los 657 volúmenes de escrituras budistas que el monje Xuan Zhuang trajo tras su viaje a la India, se convirtió en el más importante centro de traducción de la época, después y a unos centenares de metros de la Pequeña Pagoda de la Oca se encuentra la Puerta Sur de la Muralla de Xian seguramente la más importante y dónde se supone que como reclamo para los turistas estaban dos samurais vestidos a la usanza.  

Xian es sin duda una de las ciudades más carismáticas de China, durante 1.100 años fue capital de doce dinastías (hecho que refleja su alto valor histórico) centro político de China durante los siglos de su máximo esplendor y punto de partida de la Ruta de la Seda lo que la convirtió en centro de intercambio económico y cultural de China con otros países del mundo mientras que los distritos suburbanos que rodean Xian están repletos de reliquias históricas, la propia ciudad, a pesar de las sucesivas destrucciones y reconstrucciones a lo largo de los siglos ha conseguido conservar un aire dinámico y cosmopolita sin alejarse de la vida cotidiana de esta China campesina y comerciante en la que está inmersa.

CONCLUSIÓN SOBRE XI´AN Y LOS GUERREROS DE TERRACOTA

En nuestra visita a China teníamos claro que una de nuestras prioridades era visitar los conocidísimos Guerreros de Terracota pero la pregunta era…¿merece la pena visitar Xi´an más allá de estos guerreros?. La respuesta a semejante pregunta es sencilla: No, salvo excepciones, porque Xi´an es una caótica ciudad de algo más de 3 millones de habitantes, capital de la provincia de Shaanxi es una ciudad con escaso interés turístico y que no hubiera visitado si no fuera por sus famosos Guerreros de Terracota.

LOS PABELLONES DE LOS GUERREROS DE TERRACOTA

En la entrada atravesamos una extensa explanada hasta llegar a los 3 pabellones que componen el recinto.

LOS GUERREROS DE TERRACOTA

Al acceder al pabellón principal nuestros ojos no daban crédito a lo que veían, estábamos ante la que es sin lugar a dudas una de las 15 maravillas del mundo, un conjunto de 8.000 figuras de guerreros y caballos de terracota a tamaño real equipadas con armaduras, cada una con rasgos y características diferentes: bigotes, peinados, jóvenes, viejos, rasgos de etnias diferentes, estaban ante nuestros perplejos ojos. Todas estas figuras fueron de brillantes y vivos colores, los cuales se perdieron cuando se expusieron al aire. En uno de los fosos se encuentran 69 figuras que representan a los generales del estado mayor del ejercito.

El impresionante complejo descubierto en 1974 y declarado en 1987 Patrimonio de la Humanidad, se encuentra dentro del Mausoleo de Qin Shi Huang, a un kilómetro y medio al este de la tumba del Emperador. Nos pasamos prácticamente una hora rodeando el pabellón principal y no paramos de hacer fotos. ¡¡Sin lugar a dudas, el primero, es el más impresionante de los tres pabellones!!.

SEGUNDO PABELLÓN

El segundo pabellón es el que me pareció menos interesante, lo más llamativo del mismo es una fosa en la que se situa una cuadriga, por lo demás, había que ver más bien poco, salvo unos cuantos Guerreros de Terracota decapitados. Se cuenta que antes de su descubrimiento, algunos aldeanos ya utilizaban las cabezas de estos guerreros de Terracota como vasijas.

TERCER PABELLÓN

En el tercer pabellón, mucho más interesante que el anterior, pudimos admirar algunas de las figuras de cerca, todas metidas en urnas de cristal. Además de una impresionante cuadriga.

CIUDAD DE XI´AN

Tras abandonar el recinto nos dirijimos a la estación de Xi´an, cuya parada estaba situada en un lateral del recinto. Paseamos por la muralla hasta llegar a una de las entradas principales, y desde allí a la Torre de la Campana.

En resumen como ya os he indicado, Xi´an tiene muy poco atractivo turístico, sin embargo, viajar a China y no visitar sus populares e impresionantes Guerreros de Terracota sería como viajar a París no visitar la Torre Eiffel.


El séptimo día volamos hacia la última ciudad que nos quedaba para completar el circuito, Shanghai esta ciudad no tiene nada que envidiar a los rascacielos de Nueva York, Kuala Lumpur, Hong Kong y demás ciudades con grandes rascacielos, Shanghai con 14 millones de habitantes es la ciudad más poblada de China y el centro económico, financiero e industrial de este país además de una conocida ciudad histórico/cultural, su tráfico es caótico, su actividad incesante, sus calles abarrotadas de forasteros y ciudadanos chinos, sus barrios y edificios en los que la historia ha dejado su impronta le dan un aire único.

Y es que Shanghai es la gran ciudad mítica de Asía, un mundo que son muchos mundos a cual más fascinante, encrucijada de tendencias, industrias e ideas, es el crisol en el que China se busca a sí misma, comenzamos el recorrido en el Templo del Buda de Jade con budas realmente espectaculares construido en 1882 es uno de los mejor preservados centros de Budismo, pudimos ver una bella estatua de jade de Sakyamuni, el Templo del Buda de Jade de la secta de Diana es el templo más famoso de Shanghai y dentro de este templo es frecuente encontrar ceremonias religiosas desde las sencillas y cotidianas ceremonias en honor de los difuntos que los parientes realizan a diario con los bloques de varillas de incienso quemadas y haciendo las clásicas reverencias hasta las más complejas celebradas acorde al calendario budista e incluso algún que otro monje meditando?.

Este Templo fue construido a primeros del siglo XX para albergar las dos estatuas de Buda de Jade Blanco traídas desde Birmania por el monje Hui Gen, su mayor atractivo son precisamente estas estatuas, la disposición del templo es la clásica con los cuatro guardianes celestiales a la entrada y con el Buda de Jade en el piso segundo, el Buda de Jade reclinado está en una de las salas de la parte Oeste del templo.




Una vez terminada la visita fuimos a comer y de paso nos llevaron a una fábrica de tejidos de seda dónde pudimos ver la elaboración de la seda a partir del tratamiento de los capullos de los gusanos eso sí, con desfile de modelos incluido y de nuevo a la tienda a comprar por ejemplo unas fundas de seda para cojines.
Después fuimos a pasear por el Casco Viejo y los jardines Yu Yuan creados por el mandarín Yu de estilo tradicional con estanques decorados con piedras exóticas y multitud de peces de colores KOI, visitamos la residencia de verano y sus jardines con estanques y puentes situada en el centro, es el más celebrado de los jardines clásicos de Shanghai construido a estilo de los Ming y Qing con 40 lugares pintorescos es el centro del Shanghai antiguo, el Jardín Yiyuan es el jardín privado en el que mejor se ha conseguido combinar la vegetación con los pabellones, piedras y estanques, en los días de sol sus piedras, sus pabellones y sus aguas toman un colorido espectacular.


Como también el Casco Viejo era una zona de compras de vez en cuándo seguíamos a gente que te abordaba en medio de la calle y que te enseñaban unos catálogos plastificados para llevarte a tiendas clandestinas que decían que podían venderte réplicas, decidimos seguir a algunos y nos metían por unos callejones oscuros, con basura por las calles, la verdad es que asustaba... en una de las casas se podía ver una habitación forrada de madera, con foquitos exponiendo bolsos de marca, relojes Rolex y otras marcas, plumas Montblanc etc... parecía cualquier cosa menos una boutique de barrio de lujo eso si, cerraban la puerta y se metían tres o cuatro chinos dentro, uff... es una locura, al principio te mosqueas porque crees que te van a atracar pero hay auténticas tiendas dentro de las casas.

Ya por la tarde nos dirigimos al Pudong y al Bund o Malecón para ver lo que es el Shanghai más moderno, se encuentra en la costa del mar oriental y en la ribera sur del río Yangtsé dividida por el río Huangpu por el que circulan bastantes barcos, este río separa el centro más antiguo con muchos palacetes coloniales del Pudong o parte de negocios donde no hay edificio que baje de los 200 m, en especia! hay uno el Jin Mao Bulding también llamado la Perla de oriente que es el segundo edificio más alto del mundo con 420 m y en el que podemos encontrar el hotel más alto del mundo.

Lo que más nos gustó de la ciudad fue sin duda la calle comercial Nanjing Road y las vistas que tiene desde una de las orillas del río Huangpu desde allí puedes ver la torre de televisión y demás rascacielos en una vista impresionante, el Malecón o Bund antigua zona pantanosa y casco histórico de Shanghai también es para no perdérselo ya que anocheciendo se iluminan todos los rascacielos de las orillas y el resultado es único en el mundo, se llama el Malecón a la zona donde se establecieron los ingleses tras la Guerra del Opio y dado que los chinos vivían en la ciudad antigua amurallada los ingleses tomaron para sus actividades comerciales un tramo de la orilla del río situado al norte de la ciudad china, según se fue desarrollando el papel comercial e industrial de Shanghai el Malecón fue ganando en importancia y durante la primera mitad del siglo XX fue allí donde se construyeron los edificios más emblemáticos de la ciudad una ciudad vedada a los chinos, de hecho en el Parque Huangpu estaba escrito lo siguiente Prohibida la entrada a los chinos y a los perros.

Actualmente uno de los edificios más destacados es la Torre de Televisión Perla de Oriente con 470 metros es la Torre de Televisión más alta de Asia y la tercera del mundo tiene un diseño original que le otorga además de su magnificencia un elevado nivel estético sujetada por tres enormes patas y cuenta con una gran bola destinada a mirador y restaurantes.

Pasemos a hacer un recordatorio de los lugares más importantes de Shanghai:

Shanghai es la ciudad más cosmopolita de China, además de su principal centro financiero. También es, con 20 millones de habitantes, la ciudad más poblada del país. Debido a su gran atractivo novelesco, exótico y lejano, es una de sus ciudades más visitadas China. A continuación os pongo un recordatorio de los lugares más importantes. Shanghai es una ciudad de contrastes, con sus grandes rascacielos, alguno de los cuales se encuentran entre los más altos del mundo, con los grandes edificios coloniales y las casas tradicionales.

NAJING ROAD

La calle comercial más importante de Shanghai y una de las más importantes de China. Se encuentra dividida en dos tramos, el tramo Oeste (west) y el tramo Este (East). En esta calle encontraréis grandes almacenes, tiendas de moda, restaurantes, tiendas de lujo etc… La zona East es muy parecida a la Calle Wangfujing, la mayor calle comercial de Pekín.

SKYLINE DE SHANGHAI

Anduvimos por Najing Road hasta la zona de Bund, uno de los lugares más bellos e impresionantes de la ciudad de Shanghai. El Bund es el nombre que le dieron los británicos al malecón de Shanghai. Es una zona peatonal de aproximadamente 1,5 kilómetros que recorre la parte oeste del Río Huangpu. Desde el Bund se obtienen unas increíbles vistas de la zona de Pudong, el distrito de negocios de Shanghai, que está repleto de rascacielos. Me atrevería a decir que este futurista y colorido skyline es el más impresionante y espectacular del planeta y una de las visitas más importantes de nuestro viaje a Shanghai.

ZONA DEL BUND

En la zona del Bund, están situados algunos de los edificios más emblemáticos y representativos de la etapa colonial europea. A finales del siglo XIX y principios del siglo XX, la zona del Bund fue uno de los mayores centros financieros de Asia, por ello esta zona es conocida como el Wall Street de Oriente. En conjunto son 52 edificios de estilos que van desde el clásico al renacentista.

Los principales puntos de interés del Bund son:
Banco de Desarrollo de Pudong antes Banco de Hong Kong y Shanghai: Construido en 1921 y sede del ayuntamiento de Shanghai desde 1950 a 1990, este llamativo edificio coronado por una cúpula aún conserva algunos de sus preciosos murales.
Aduana: Este edificio posee una torre con un reloj y una campana. Construido en 1927, el edificio de la Aduana es uno de los más característicos del Bund.
Estación meteorológica: Mide 48,8 metros de altura. Servía como faro, para guiar a los barcos que entraban en el puerto de Shanghai.
Monumento a los Héroes de Shanghai: Construido en 1994, sus tres pilares de 60 metros de altura simbolizan a las personas que dieron su vida en la Guerra del Opio.
Peace Hotel: Fue construido en 1930, posee un característico techo piramidal de color verde. Es uno de los edificios más emblemáticos del Bund.
Toro salvaje: Es una copia del situado en Wall Street. El Charging Bull de Shanghái representa el poder político y financiero de China en la actualidad.

TEMPLO DEL BUDA DE JADE

El templo de Buda de Jade es el templo budista más importante de Shanghai. Fue construido en 1882 para albergar dos esculturas de jade de Buda que un emigrante chino regaló en Birmania a un monje durante su viaje de peregrinación al Tibet. Aunque este templo no destaca por su arquitectura, si lo hace por las increíbles esculturas de buda que alberga en su interior. En el Gran Salón de la Magnificencia se ubica tres estatuas que muestran a Buda en diferentes formas: Amitābha, Siddhartha Gautama y el Buda de la medicina. También están representados los veinte arhats, guardianes del budismo. No obstante los dos mayores tesoros que alberga este templo son las dos esculturas de jade. La primera de estas esculturas es un buda blanco reclinado. La segunda es la figura más impresionante, es un Buda sentado que mide 1,95 metros de altura, pesa 200 kilos y está decorado con piedras semi-preciosas. Hay que tener en cuenta que para acceder a la sala del segundo buda hay que pagar una entrada extra.

TEMPLO JING´AN

El templo más antiguo de Shanghai. Sin duda lo más llamativo de este bello templo es su arquitectura tradicional, repleta de adornos en dorado y que contrasta con los modernos rascacielos que lo rodean. En su interior, más sobrio que el exterior, se encuentra una estatua de Buda sentado de 3,8 metros de alto, que es la mayor estatua de estas características de China.

ZONA DE YUYUAN

Paseamos por las calles de la zona antigua de Yuyuan y por su fantástico mercado. Una de las mejores maneras de entrar en esta hermosa zona es por la calle Lishui. La zona es extraordinariamente bonita, con tiendas situadas en bellos edificios de estilo tradicional construidas en la última etapa de la época imperial. La calle más concurrida de esta histórica zona de Shanghai es la Calle Fangbin o Calle Antigua. A pocos metros del mercado se encuentra también el popular Templo del Dios de la Ciudad (City God Temple).

JARDÍN DE YUYUAN

En un rincón del Mercado de Yuyuan, encontramos el famoso Jardín de Yuyuan una de las visitas imprescindibles en un viaje a Shanghai. Este extraordinario jardín, no solo es uno de los más bellos y famosos de China, sino también uno de los jardines más bellos del planeta. Fue construido entre los años 1559 y 1577 por encargo de un funcionario para sus padres. Tras la muerte del funcionario el jardín cayó en el olvido hasta que fue comprado por un grupo de comerciantes. A principios del siglo XX una parte del jardín se transformó en un bazar y el jardín fue restaurado.

Se diseño de forma semejante a los Jardines Imperiales. Consta de una superficie de dos hectáreas dividida en varias zonas en la que se respira una gran tranquilidad. Existe una gran armonía entre los distintos pabellones, la exuberante vegetación y los bellos estanques. El mayor tesoro que guarda el jardín es una piedra de jade de 3,3 metros de altura.

TORRE DE LA TELEVISIÓN

Frente al edificio de la Aduana, está la Torre de la Televisión Perla de Oriente, una de las visitas más importantes de Shanghai. Con 468 metros de altura,  la Torre de la Televisión Perla de Oriente esta considerada uno de los edificios más altos del mundo. Construida en 1995, se ha convertido en el edificio más fotografiado y visitado de Shanghai, además del mayor símbolo de la ciudad. La Torre cuenta con un mirador en la esfera inferior que alberga una pequeña montaña rusa. En la segunda esfera, situada a 263 metros de altura, se encuentra el mirador principal de 360º. La torre ofrece unas formidables vistas de la ciudad de Shanghai y su distrito financiero. Cuenta con dos plantas panorámicas, la planta inferior tiene el suelo de cristal el cual nos produjo una increíble sensación de vértigo. Esta esfera también alberga un restaurante giratorio.

RASCACIELOS DE SHANGHAI

El Shanghai World Financial Center es con 492 metros de altura, hasta que se concluya la Torre Central de Shanghai, el edificio más alto de la ciudad. En la planta 100, a 474 metros de altura, se sitúa el mirador más alto del mundo, el cual tiene una parte del suelo de cristal.

La Torre Mao es con sus 420,5 metros de altura, uno de los edificios más altos de Shanghai. Entre sus plantas 56 y 87 se encuentra ubicado el lujoso Hotel Grand Hyatt. En las plantas 86 y 87 se sitúan el Club Jin Mao y el Cloud 9, un restaurante y un bar panorámicos. El mirador se encuentra en la planta 88 a 340 metros de altura.

Una vez que se finalice la Torre Central de Shanghai tendrá una altura aproximada de 632 metros , con 121 pisos, y una superficie de 420.000 m². Será el 2º edificio más alto de China, la 4ª estructura más alta del mundo y el tercer rascacielos más alto del mundo.

TEMPLO LONGHUA

El templo budista más grande y antiguo de Shanghai. Este templo, aunque está algo alejado del centro de la ciudad bien merece una visita. El Templo tiene una gran pagoda de 40,4 metros de alto y data del año 977. Fue hasta los tiempos modernos el edificio más alto de Shanghai. Este templo es uno de los más auténticos de China. Posee unas esculturas asombrosas como un gran buda y 500 pequeñas estatuas doradas.

TIANZIFANG

La siguiente visita la realizamos a Tianzifang, una zona de laberínticas y estrechas callejuelas tradicionales, muy popular entre los turistas por sus pequeñas tiendas de artesanía, galerías de arte, cafeterías y restaurantes. La zona es preciosa.

CONCLUSIÓN SOBRE NUESTRA VISITA A SHANGHAI

Shanghai, es sin duda una de las ciudades más impresionantes del planeta. Una ciudad llena de contrastes, con impresionantes rascacielos, bellísimos templos y con rincones que son una auténtica delicia. Si viajas a China, no dudes en realizar una visita a Shanghai.

Bueno, con esto finalizamos nuestro periplo por las tres ciudades más emblemáticas de China y después de una buenísima cena buffet empaquetamos todo y estamos listos para que el noveno día nos lleven al aeropuerto para irnos a París y después a Madrid a nuestra casa que realmente es dónde mejor se está una vez que ya has cumplido tus deseos de conocer otro país.

Han sido unas 16 horas de viaje desde Shanghai, salimos a las 12 de la mañana hora de China pero con el cambio horario parece que solo han pasado 10 ya que tenemos 9:30 horas de diferencia.

Ya estamos en casa, hemos vuelto perfectamente aunque el trancazo que traigo es espectacular ya solo nos queda dormir mucho y empezar a recordar para contar nuestras experiencias con fotos incluidas.


Recomendaciones

Pekín es una ciudad extraordinaria, sin embargo antes de contarte todo lo que ver en Pekín, tengo advertirte que si visitas China tienes que tener en cuenta que viajas a un país con una cultura totalmente distinta a la nuestra. Un país culturalmente sorprendente que merece muchísimo la pena, a pesar de que la población china carece de algunas normas básicas de civismo siempre y cuando lo miremos desde un prisma occidental.

Los chinos son ruidosos, no tienen pudor alguno a la hora de ir al baño ya que dejan la puerta abierta, suelen escupir sin importarles si se encuentran en la calle, en un hotel o en un avión, se cuelan en las colas, la inmensa mayoría de la población no habla inglés, cuidan muy poco al turista, no respetan las normas de circulación y mucho menos a los viandantes, incluso cruzar un paso de peatones llega a ser una misión casi imposible.

A pesar de todo, es de derecho decir, que es un país absolutamente seguro y que la mayoría de sus habitantes son muy amables.

Hay dos puntos que pueden estropear un viaje a China a las personas escrupulosas así que conviene ir prevenido, el primero es la afición de los chinos a escupir al suelo continuamente, en ciertos lugares es imposible que nos pase desapercibido y el otro son los baños de señoras que exceptuando la habitación en el hotel consiste en un simple agujero en el suelo (retrete turco).

Todos los hoteles del circuito se corresponden con los que nos dieron en las ciudades correspondientes son de muy buena calidad incluso el de Xian el cual estaba bastante anticuado pero también era Sheraton y por consiguiente estaba en línea con lo acordado.

Eso sí, dos puntos a tener en cuenta, el primero es que llevéis billetes de euro nuevos puesto que cualquier billete viejo o deteriorado no lo cambian y el segundo es que guardéis los comprobantes de cambio pues si os sobra dinero para cambiarlo a euros solo se puede hacer en el Bank of China y en el aeropuerto internacional y en ambos os pedirán los justificantes (al menos uno) si no, no os cambian y en España no existe posibilidad de cambiar la moneda china (a no ser que vayáis a un negocio de chinos y negociéis) otro consejo es que en el cambio pidáis billetes pequeños para evitar que os den vueltas en las compras ya que entre los vendedores sobre todo los ambulantes se estila devolver moneda falsa.

En todos los hoteles existen tarjetas con el nombre del hotel en el idioma chino y los lugares de interés para poder entenderte con los taxistas o volver si te pierdes, además de los mapas turísticos lo importante es anotar el número de licencia del taxista por si se os olvida algo o etc....

Además en cada excursión programada o no os meterán en tiendas de perlas, artesanía, seda, etc... para que compréis (se llevan una comisión).



Regateos

Se regatea prácticamente en todos los sitios, tiendas del hotel, tienda oficial del Museo de los Guerreros de Terracota y por supuesto tiendas y mercadillos, no os de corte regatear e incluso haced teatro que os vais, depende el artículo lo sacaréis entre cuatro veces u ocho veces más barato de lo que os pidan al principio.

Los guías intentarán disuadiros de comprar imitaciones, dirán que no son buenas que son de mala calidad, etc..., pero acto seguido os dirán que tienen un amigo que si os puede conseguir el género (sobre todo relojes) muy baratos y de confianza también intentarán comprimir visitas de dos días en uno para en el tiempo ganado meter una excursión de pago.


Comida china
La comida de China es diferente a la de los restaurantes chinos de España, según dicen la que se estila en occidente en un sucedáneo de la cantonesa, sucedáneo por los ingredientes, porque la cocina cantonesa es conocida por el dicho

se come todo lo que tiene cuatro patas y no es una mesa y lo que vuela y no es un avión

Regreso al contenido