Copenhagen 1981 - Bibiana1

Vaya al Contenido

Copenhagen 1981

Mis Viajes
Aterrizamos en Copenhagen el día 8 de Agosto de 1981 en el avión que nos traía desde España a siete compañeros de Fujitsu en tránsito hacia Tokio para durante 3 meses recibir unos cursos de formación de grandes ordenadores.

Nos alojamos en el Hotel Scandinavia dónde pasamos la noche, esa misma tarde fuimos a conocer Copenhagen, ciudad llena de historia y con multitud de lugares tranquilos, tiene un centro peatonal ideal para recorrer a pie con plazas, cafés, restaurantes, edificios antiguos y canales; nuestro paseo por Copenhagen empieza recorriendo el centro de la ciudad para posteriormente dirigirnos a los deslumbrantes y bien cuidados jardines del Parque Tivoli que es un Parque de Atracciones en pleno centro de la ciudad donde va la gente a pasar el día, puedes usar alguna de las atracciones como subir a la  montaña rusa The Demon que alcanza una velocidad máxima de 80 km/h en un circuito de casi 600 metros y de 28 metros de altura, los pasajeros van colgados y pasan por bajadas, vueltas y tres loops, también puedes darte un paseo en un pequeño bote.

El bonito parque Tivoli tiene más de 100 años de antigüedad y cuenta con atracciones, restaurantes, fuegos artificiales, conciertos al aire libre y espectáculos acuáticos de luces y colores por la noche. Su atracción más novedosa es el Himmelskibe, un tiovivo de 80 metros de altura.

Como no podia ser menos, de entre todos los monumentos que ver en Copenhague, seguramente la Sirenita es el más famoso a nivel mundial, además del más visitado de Dinamarca, por esta razón, al día siguiente por la mañana dimos un paseo de más de media hora por la calle Bredgade, pasamos por el Churchill Park y llegamos dónde se encuentra la Den Lille Havfrue o sea la famosa Sirenita del cuento infantil de Hans Christian Andersen, la escultura data de 1913 y es de bronce fundido y mide 1,25 metros, la estatua se colocó en el paseo marítimo de la ciudad en la bahía del puerto a la entrada del Mar Báltico sobre una base de piedras.

Se trata de una pequeña escultura de bronce de poco más de un metro, inspirada en el famoso cuento de Andersen, y creada a comienzos del siglo XX por el escultor Edvard Eriksen, por encargo de la familia Jacobsen, propietarios de la Carlsberg.

La Sirenita se encuentra sobre una roca en el Parque Langelinie, desde entonces ha sido objeto de distintas reivindicaciones y actos vandálicos. La pobre ha sido pintada, decapitada e incluso se le amputó un brazo, además se le llegó a colocar un burka como protesta por la entrada de Turquía en la Unión Europea.

Aunque debido a su tamaño La Sirenita suele decepcionar a muchos visitantes, es sin duda un monumento imprescindible que ver en Copenhague, considero que si no la visitáis sería como ir a París y no ver la Torre Eiffel o a Nueva York y no visitar la Estatua de la Libertad.





Paseamos por la calle Ostergade Strøget que está en el centro de la ciudad, los daneses aseguran que es la calle peatonal más larga de Europa, su recorrido va desde la céntrica Radhuspladsen (Plaza del Ayuntamiento) hasta Kongens Nytorv (la Nueva Plaza del Rey), es una zona ideal para pasear y hacer compras, es una vía peatonal llena de tiendas y restaurantes hasta las Plazas Vieja y Nueva donde están la Fuente de la Caridad y la casa donde vivió Kirkegard, luego nos encaminamos hacia la Plaza Radhuspladsen donde se encuentra el Ayuntamiento de Copenhague, el edificio del Ayuntamiento es rectangular y su fachada y el perímetro están adornados con multitud de esculturas de la mitología nórdica, sobre todo dragones y serpientes.

El casco antiguo de Copenhague es la zona medieval, un conjunto de calles peatonales dentro del triángulo que forman la Plaza del Ayuntamiento al oeste, Kongens Nytorv al este y en esta plaza se encuentra el Teatro Real de Copenhague y los almacenes Magasin, Norreport Station al norte, por último también podemos ver el Rundetarn o la Torre Redonda que es un observatorio astronómico.

El Puerto Nuevo o Nyhavn es junto con la Sirenita, el símbolo de la ciudad y uno de los lugares más importantes que ver en Copenhague, es la calle más colorida y bonita de Copenhague, sus pintorescas casitas se reparten de lado a lado de un canal que en su tiempo fue el epicentro de esta zona pesquera, ahora la vida se concentra en sus terrazas y tiendas, es una de las vistas más famosas y conocidas de Copenhague, el canal con las casas de vivos colores es un lugar ideal para dar un paseo y tomar algo en los numerosos bares y cafeterías.

Es el símbolo de la ciudad y uno de los lugares más importantes que ver en Copenhague. Frecuentado antiguamente por marineros y prostitutas, este bonito lugar de casas de colores y barcos de maderas atracados a ambas orillas, se encuentra ubicado justo al lado de Kongens Nytorv, y es una de las zonas más transitadas de Copenhague gracias a sus numerosos bares y cafés.

Como curiosidad os contaré que los barcos atracados en este canal son museo desde 1977 y que en este lugar, concretamente en los números 18 y 20 (un edificio de color rojo), vivió el famoso escritor Hans Christian Andersen que escribiría aquí el conocido cuento La Princesa y el Guisante.

Una de las actividades turísticas más demandadas en Copenhague es un paseo en barco por sus canales.

A unos 500 metros al norte de Nyhavn se encuentra el Palacio Real de Amalienborg que es la residencia de invierno de la familia real danesa, aunque el castillo fue habitado continuamente por los reyes, se puede tener la oportunidad de visitar algunas de los lujosas y elegantes estancias que el rey y la reina no usan a diario, el palacio se subdivide en cuatro palacios en torno a una enorme plaza, es interesante asistir a un cambio de guardia, la Opera House está justo enfrente del Palacio de Amalienborg y Frederiks Kirke o Marmorkirken que es una iglesia de mármol y es tambien uno de los edificios más conocidos de Copenhague, el interior de Marmorkirken es muy espectacular debido sobre todo a la forma del edificio, es una iglesia de estilo barroco cuya cúpula está inspirada en la catedral de San Pedro en el Vaticano.

El Parque Churchill rebosa tranquilidad y belleza, en su interior y en sus inmediaciones hay varios edificios destacables como la Fortaleza Kastellet, un Molino, etc..., en su origen fue una ciudadela fortificada, la construcción se hizo para reforzar la seguridad de la muralla defensiva de Copenhague, la Fuente Gefion se sitúa en la parte exterior de la ciudadela al sureste del Kastellet, Gefion fue la diosa que junto con sus cuatro hijos representados por poderosos bueyes separó la isla de Selandia (Zealand) de Suecia, la St. Alban Kirke, es una preciosa iglesia que se encuentra al lado de la fuente Gefion en el exterior de Kastellet.

Por último, el Castillo de Rosenborg y King's Garden, el rey Cristián IV hizo construir un jardín de recreo que fue conocido como Kongens Have o el jardín del rey, años después se construyó el pequeño castillo que se conocía inicialmente como el castillo del parque del rey.

Ya por la tarde para embarcar hacia Tokio fuimos de vuelta al hotel para trasladarnos al Aeropuerto de Kastrup que está a las afueras de Copenhagen en el pueblo de Kastrup, asi que a descansar y relajarnos porque nos esperaban como 20 horas de viaje, más o menos.

Regreso al contenido