Japón Excursiones - Bibiana1

Vaya al Contenido

Japón Excursiones

Mis Viajes
En el tiempo que me quedaba libre de los estudios, siempre buscaba un fin de semana para hacer excursiones desde Tokio.

Muy cerca de Tokio ¡¡¡descubrí Nikko, Fuji-Hakone, Kamakura, Takao San, Yokohama, Kawagoe!!!


Hakone para poder viajar hasta Hakone hay que ir hasta Shinjuku y buscar las oficinas de Odakyu para gestionar el Hakkone Free Pass, y hecho esto, comentaros que es una ciudad a 80 km al sur de Tokio, la mayor parte de la ciudad está dentro de la actividad volcánica del Parque Nacional Hakone-Izu, la excursión a Hakone es realmente muy turística y siempre como telón de fondo el imponente y cuasi-perfecto cono del Monte Fuji.

También es conocida principalmente por sus Onsen pero también por la proximidad del Lago Ashinoko y del Monte Fuji, viniendo de Tokio desde Shinjuku es casi seguro que vendrás en el tren expreso Romance Car en apenas 1 hora a la estación de Hakone-Yumoto que es el punto de partida del tren de montaña que zigzagueando conduce hasta el pueblo de Gora (lugar idóneo para pasar la noche en un Ryokan) que se encuentra en la zona más popular por los Onsen y Ryokan, puedes disfrutar de las aguas termales alojandote una o más noches en un Ryokan o incluso sólo por unas horas en uno de los muchos Onsen públicos (bath-houses) abiertos durante el día, si quieres experimentar un onsen típico japonés, Hakone es probablemente uno de los lugares más recomendables ya que es una ciudad muy turística y en algunos Onsen están acostumbrados a tener clientes occidentales.


Este Parque Nacional está ubicado entre Yamanashi, Shizuoka y la prefectura de Kanagawa y comprende el Monte Fujiyama, los Cinco Lagos, el Lago Ashinoko, la Península de Izu y las Islas Izu.

El lago Hakone o Ashinoko Lake es un lago en un cráter que se encuentra a lo largo de la Caldera del Monte Hakone, desde las orillas del Lago Ashi mirando al norte a menudo se puede ver y tomar fotografías muy bonitas del lago con el Monte Fujiyama en el fondo pero este monte a veces está cubierto por las nubes, la zona del lago más interesante es sin duda Moto Hakone al sur y se llega desde la estación de Hakone Yumoto en autobús con la compañía Tozan.

Hakone Shrine a 5 minutos a pie desde Moto Hakone, caminando hacia el norte por las orillas del lago se llega al Santuario de Hakone (Hakone jinja), un santuario sintoísta fundado en el año 757 del cual es muy famosa la compuerta Torii plantada en el lago; el ambiente alrededor de este lugar es encantador, el santuario esta de hecho casi en el medio de un bosque.

Se pueden hacer Cruceros por el lago Ashi (Hakone Sightseing Cruise), desde los muelles de Moto Hakone y de la cercana Hakonemachi salen algunos barcos del estilo Barco de piratas que cruzan todo el lago de sur a norte hasta Togendai desde donde se puede tomar el Teleférico para Owakudani otro lugar muy famoso en Hakone, un viaje en barco cuesta ida 970 yenes y la ida y vuelta 1780 yenes, hay varios barcos todos del tipo Bajeles piratas y transbordadores para  atravesar el lago y en ellos puedes disfrutar de hermosas vistas panorámicas, yo lo atravesé con el barco Pioneer una réplica de un barco pirata.

Desde allí en un funicular llegamos a la cima de Soun-San (1.153m), luego cambiamos a un Teleférico y llegamos a Owadakuni que es parada obligada del teleférico y es un área volcánica que tiene espectaculares vistas del Monte Fuji.




Owadakuni Valley o Gran Valle de Ebullición, es una área volcánica activa que se formó durante una erupción hace unos 3000 años, caracterizada por varios fenómenos volcánicos como Respiraderos termales que sueltan vapores sulfurosos y aguas termales con un fuerte olor a azufre tanto que a veces las emanaciones obligan a cerrar el acceso.

El acceso a Owakudani se hace a través de un Funicular (Hakone Ropeway) desde Hakone que sale de Togendai y tarda 16 minutos para subir hasta Owakudani; el teleférico pasa luego a Sounzan desde donde se puede tomar la Tozan cablecar (funicular) para Gora.

En esta zona son muy características los huevos negros (kuro tamago) cocinados en las aguas termales cuya concha debido a los vapores se tiñe de negro, es muy típico comprar unos huevos cocidos en las bañeras naturales y el baño da a la cáscara un raro color negro y tienen olor a sulfúrico pero están bien ricos, se pueden encontrar varios vendedores en la zona, por cierto, hay una leyenda que dice que comer estos huevos extiende la vida 7 años.

Retomamos el teleférico para bajar hasta el lago de Ashi-no-Ko y en un moderno barco con forma de barco pirata cruzamos el lago, la verdad es que se agradecen 30 minutillos de relajada travesía hasta Moto-Hakone para tener otra preciosa perspectiva del monte Fuji.

Pero Hakone es además famoso por el Puesto de Control de Hakone del viejo camino de Tokaido, de hecho hay una réplica-museo del Hakone Check Point; Tokaido era el camino que unía Kyoto y Edo que era la ruta más importante y paso obligado de viajeros y mercancías entre la capital imperial y Edo.

El Shogunato de Tokugawa instauró un férreo control sobre la circulación y movimiento de los Daimios, las mujeres e hijos de estos estaban obligados a residir en Edo y los propios Daimio eran obligados a visitar Edo una vez al año para rendir pleitesía al Shogun.

Desde Moto-Hakone se conserva aún una parte del Tokaido, nace desde el mismo pueblo en una espléndida avenida de cedros centenarios testigos de excepción del paso de los viajeros; el camino de Tokaido pavimentado con grandes losas al estilo de las calzadas romanas se adentra en el bosque, un paseo de 2 km por este camino nos lleva hasta una antigua posada donde podemos tomar un té, es preciosa y tiene 300 años de antigüedad como el propio Tokaido; al pie de la posada un autobús nos lleva hasta Hakone-Yumoto y de aquí regresamos a Tokio por el mismo camino.

Bienvenidos al País del Sol Naciente, a ver si teneis suerte y no está nublado!!!

Komagatake el frío y el aire que hacía incluso en la cima casi nos tira al suelo pero subimos en el Teleférico de Hakone Komagatake a la cima del monte Komagatake desde la orilla del lago Ashi para divisar las hermosas vistas del lago Ashi.

La mejor manera de llegar a Hakone es utilizar la compañía privada Odakyu Railways desde Shinjuku station que ofrece dos alternativas:
  • Trenes limited-express con asientos reservados llamados Romance car con una frecuencias cada 30/40 minutos y que en 85 minutos llegan a la estación de Hakone-Yumoto, 2.020 yenes por trayecto.
  • La Odawara line (asientos no reservados) que en 93 minutos llegan a Odawara station 850 YENES, en Odawara se puede tomar la Hakone Tozan line para Hakone-Yumoto station (18 minutos, 300 YENES).
  • Desde Tokyo station o Shinagawa station se podría tomar también el Tokaido Shinkansen que llega a Odawara en media hora sin embargo, pocos Shinkansen paran en Odawara (sólo los Kodama), alternativamente se puede llegar a Odawara con la JR desde Ikebukuro/Shinjuku/Shibuya con la Shonan-Shinjuku line o desde Tokyostation/Shinagawa con la Tokaido Main line, sin el pase Japan Rail Pass el Shinkansen es impracticable (3.640 YENES), la Shonan-Shinjuku line/Tokaido Main line cuestan unos 1.450 YENES y tardan 70/80 minutos a los que hay que sumar 300 YENES para el Hakone-Yumoto con la Tozan Railways.

Odawara es una ciudad costera que tiene cerca de 200 mil habitantes y está en la región de Kanagawa a unos 70 km al sur de Tokio en las cercanías de la famosa Hakone; la única razón para ir es la presencia de un castillo, el único castillo en el estilo japonés cerca de Tokio.

El castillo está rodeado por un hermoso parque que se puede visitar de forma gratuita, el costo de la entrada se refiere al edificio del castillo, en el interior hay varias exposiciones de objetos y armas del pasado, desde la planta superior se puede disfrutar de una vista de los alrededores con el mar en el fondo.

Odawara es una ciudad costera y por esta razón las delicias populares en la ciudad se basan en los peces, los platos más especiales son el kamaboko, el ika no shiokara y las famosas umeboshi, unas particulares ciruelas saladas preparadas con los muchos árboles de ciruelo que se cultivan en los campos alrededor de Odawara.

  • Kamaboko es un producto obtenido al procesar pescado, es una variedad del producto procesado y rosado denominado surimi (el marisco artificial japonés por excelencia) en el cual varios pescados blancos se hacen puré y después se cuecen al vapor hasta que son cocinados completamente consiguiendo una textura uniforme. Los panes cocidos al vapor después se rebanan y se sirven fríos con varias salsas, en las que se sumergen o como acompañantes de varias sopas, comidas de un plato o tallarines calientes.
  • Shiokara es un plato de la cocina japonesa elaborado a partir de diversos pescados y mariscos, consiste en pequeños trozos de la carne del animal en una pasta viscosa marrón de sus vísceras fermentadas y muy saladas (salsa de pescado), para lograr esta pasta se mezclan las vísceras crudas con cerca de un 10% de sal y un 30% de arroz malteado, se introducen en un recipiente cerrado y se dejan fermentar durante hasta un mes.
  • Umeboshi es un encurtido del ume (una variedad japonesa de ciruela también llamada en castellano albaricoque japonés) que se seca, sala en barriles y se pone un peso encima para exprimirle el jugo, el color natural del encurtido es marrón, pero se acostumbra a teñirlo de rojo usando una hierba llamada akajiso.

El Shichi-Go-San literalmente siete, cinco, tres es un Festival anual que se realiza en Japón cada 15 de noviembre y consiste en un rito de paso en el que participan las niñas de 3 y 7 años de edad y los niños de 3 y 5 años de edad; durante el Shichi-Go-San los niños reciben un caramelo llamado Chitoseame literalmente caramelo de los mil años, es de color rojo y blanco, de consistencia larga y delgada y simboliza y asegura el sano crecimiento y la longevidad, este confite viene en una bolsa con una grulla y una tortuga llamada tsurukame y representa la larga vida en Japón, viene forrado en un papel de arroz delgado y claro que tiene parecido al plástico, es comestible y es muy popular entre los niños.

Otra excursión que hice fué a la Península de Itzu que está en la Isla de Honshu entre el Monte Fuji y el Océano Pacífico para pasar el día en la playa y de paso conocer un Parque Botánico enorme con plantas de todo tipo así como pájaros exóticos, depués fuimos a un Santuario de pescadores con figuras vestidas de rojo y con variadas frutas como ofrenda.

Monte Fujiyama o Fuji-san como lo llaman los japoneses con respeto, es la montaña más alta en Japón con 3.776 metros que junto con el Monte Tate y el Monte Haku es una de las 3 Montañas Sagradas de Japón, el Monte Fuji-san es todo un símbolo para Japón, está justo al oeste de Tokio y se puede ver en un día claro, excepcionalmente se ve como un cono simétrico, al Fuji-san se puede ascender por diferentes senderos, la ruta Kawaguchiko es la más popular debido a su amplia zona de aparcamiento y muchos refugios de montaña de gran capacidad para que puedan descansar los escaladores.

La quinta estación se considera la entrada a la montaña, luego hay que ir a visitar el famoso lago Kawaguchiko para conseguir las vistas del famoso reflejo del monte Fuji en el agua y una vez llegues, bebe agua directamente de los manantiales sagrados del monte Fuji en Oshino Hakkai

El monte Fuji es un lugar Patrimonio de la Humanidad y un símbolo de Japón; la quinta estación en particular es un espacio popular entre los visitantes ya que permite disfrutar del aire fresco y de los bellos paisajes del monte Fuji sin tener que ser un alpinista experto.

Después de almorzar hay que ir a conocer Oshino Hakkai (Manantiales del monte Fuji) forma parte del Patrimonio Cultural de la Humanidad, allí puedes encontrar ocho manantiales con un agua de una calidad tan elevada que se puede beber directamente del manantial.




Kamakura es un precioso pueblo poblado de hermosos templos a 50 km de Tokio en Kanagawa pero cientos de años atrás fue de las ciudades más grandes e importantes de Japón durante lo que es llamado por los historiadores el Periodo Kamakura, la ciudad hoy es como una pequeña Kyoto con templos y santuarios más o menos famosos y por todos los rincones de la ciudad; Kamakura es una ciudad que se encuentra rodeada por montañas y por la Bahía de Sagami lo que la convirtió en un fuerte natural, durante el período de Heian fue la ciudad principal de la región de Kanto, los shogun del clan Minamoto gobernaron Japón desde Kamakura en el período que se conoce como el Shogunato de Kamakura que además fue el primer gobierno de los shogun en la historia de Japón, el diseño de la ciudad se debe en gran medida al shogun Yoritomo Minamoto, en el siglo XV un tsunami destruyó un templo que contenía la estatua del Gran Buda de Kamakura pero la estatua sobrevivió y ha estado en la intemperie desde esa fecha.

En cuanto a las compras, la calle más famosa es Komachi dori justo a las afueras de la salida Este de Kamakura Station, se puede ver de inmediato porque en la entrada hay un gran Torii rojo, se trata de una calle estrecha y llena de gente dónde puedes encontrar tiendas y restaurantes ideales para comer y comprar recuerdos, paralela a Komachi dori al este hay otra calle llamada Danzakura o Wakamiya-oji famosa por su acera en el centro rodeada de cerezos y que conduce al Tsurugaoka Hachimangu Shrine (importante santuario sintoista del clan Minamoto, los primeros Shogun de Japón que establecieron la capitalidad aquí), Hachiman es la deidad guardian del clan; podriamos hacer una lista de hasta cincuenta y dos templos o santuarios en la ciudad.


Algunas de las atracciones de Kamakura son los templos Zen como Kencho-ji y Engaku-ji, el Santuario Tsurugaoka Hachiman, el Hase-dera que es un templo antiguo a Kuan Yin, las Tumbas de Minamoto no Yoritomo y Hojo Masako y el Santuario de Kamakura-gu en el cual el Principe Morinaga fue ejecutado.

Para ir por la mañana a Kamakura hay que salir de Tokio temprano, parar en Kamakura (2 paradas de tren, ojo, Kamakura es la estación en la que te tienes que bajar o tambien en la estación Kita-Kamakura, o sea, te bajas en la de Kamakura y según sales vas justo pegado a la izquierda y tienes el tren local, lo coges y te bajas en la tercera parada: Hase, cruzas las vias y vas primero al Kotokuin Temple, un templo que no tiene nada especial que informar además de la estatua, probablemente si no tuviera el Daibutsu tendría muy pocos visitantes.

Después ir andando al templo de Hase-dera, el templo en sí no es ninguna maravilla pero los jardines y sobre todo, las vistas panorámicas son muy bonitas... al lado tienes la playa... muy cerca de la estación de tren de Kamakura hay una calle con un Torii rojo, justo detrás hay una tienda bastante interesante de Ghibli.

Según la hora que sea del día, puedes plantearte comprar algo de comer o comer allí... y coger de nuevo el tren JR hasta Kita-Kamakura y desde ahí y en función del tiempo que te quede, echar un vistazo a alguno de los templos, hay tres templos y deberia darte tiempo.

Hay un precioso paseo desde la estación de tren de Kamakura, primero a través de una calle comercial peatonal para entrar por el Tori que abre la amplia avenida hacia el templo (unos 1,7 km tomando la salida oeste de la estación) o en tren a través de la línea Enoshima Electric Railway (Enoden) hasta la estación Hase (190 YENES, 5 minutos) y luego continuar a pie 800 metros en dirección norte, las dos estaciones principales de Kamakura son Kamakura station y Kita Kamakura station y usan las siguientes líneas JR.

  • JR Yokosuka line que viene entre otras, Tokyo station (890 YENES, 1 hora para Kamakura station), Shimbashi (780 YENES, 56 minutos), Shinagawa (690 YENES, 47 minutos), Yokohama station (330 YENES, 25 minutos).
  • JR Shonan-Shinjuku line aunque no todos los trenes de esta línea paran en Kamakura, sólo los que van a Zushi se puede tomar desde Ikebukuro (890 YENES, 64 minutos), Shinjuku (890 YENES, 58 minutos), Shibuya (890 YENES, 53 minutos), Yokohama (330 YENES, 24 minutos).

Desde la estación de Shinjuku, la línea Odakyu te lleva hasta Kamakura vía Enoshima, opción interesante el Enoshima-Kamakura Free Pass que por 1.430 Yenes nos permite el uso ilimitado durante 24 horas de los trenes Odakyu y los tranvias de las línea Enoden (entre Enochima y Kamakura).

Alternativamente puedes cojer el pase JR East Kamakura- Enoshima desde cualquier estación de la línea Yamanote, válido para 2 días y por importe de 1.970 Yenes.

El Daibutsu o Gran Buda está en el suroeste de Kamakura station, es el símbolo más famoso de la ciudad de Kamakura y es la segunda estatua de Buda (Amida Budda) más alta de Japón después de la de Nara, la estatua tiene exactamente 13,35 metros de altura y alcanza un peso de 121 toneladas, la estatua se encuentra dentro del Kotokuin, un templo que no tiene nada especial solo la estatua.

La entrada al templo (y por tanto también a la estatua) cuesta 200 YENES, horas de apertura 8-17:30, 8-17 de octubre a marzo. Se puede visitar también el interior de la estatua con una oferta de 20 YENES.

Hase Dera famoso por sus estatuas de Jizo guardian de las almas de los niños fallecidos, reverenciado por las madres que han sufrido la pérdida de sus hijos por problemas e embarazo o abortos, es el templo de la diosa Kanon (diosa budista de la misericordia) de las 11 caras.

Zeniarai precioso templo en una cueva donde es tradición lavar el dinero con la esperanza de que este se multiplique.

Jochi-ji fundado en 1283, se considera uno de los grandes templos zen de Kamakura.




Nikko abandonamos el ajetreado Tokio y exploramos el precioso paisaje montañoso de Nikko, situado a unos 150 km al norte de la capital es hoy un bello lugar plagado de templos entre frondosos bosques de cedros japoneses, hay mucho que ver y al menos necesitas un día completo desde Tokio.

Es una pequeña ciudad en las montañas de la prefectura de Tochigi a unos 150 km al norte de Tokio, un sábado decidimos ir de excursión a Nikko y como suponiamos que habría bastante gente, tomamos un Tren Bala desde Tokyo Station (Tohoku Shinkansen) hasta Utsunomiya (50 minutos) y allí cambiamos a la línea JR Nikko hasta la estación JR Nikko (45 minutos); la estación de Nikko es la más antigua del Japón oriental, desde aquí salen muchos autobuses a los lugares de interés, en la estación cogemos un autobús hasta Shinkyo Stop (10 minutos), es una avenida que discurre entre las estaciones de tren y Toshogu que está plagada de tiendas, restaurantes y posadas, llegamos al complejo de templos Nikko Sannai en autobús, está a media hora de la estación, Nikko es una población que conserva un gran número de templos y santuarios pintados en vivos colores.

Nos adentramos por el santuario Toshogu y visitamos el shogunato de Tokugawa, después nos adentramos en el pasado imperial de Japón y maravillamos con la majestuosidad de la Villa Imperial de Tamozawa para finalmente inclinarnos ante los tres budas dorados del templo Rinnoji.

Templos y Santuarios de Nikko

Sannai es el nombre genérico que recibe la zona de santuarios y templos del periodo Nara, durante muchos años guerreros, monjes y nobles fueron construyendo templos hasta el periodo Edo en él que el interés de la familia imperial por el budismo aceleró la prosperidad de los templos extendiendo su prestigio como centro de fe religiosa por todo el país, Nikko es hoy un lugar precioso, parece una ciudad antigua plagado de templos entre frondosos bosques de cedros japoneses, hay que atravesar el río, subir las escaleras de piedra y llegamos al punto de venta de entradas.

Los frondosos bosques de Nikko son una maravilla sobre todo cuando llueve, Nikko ha sido considerado un lugar sagrado desde mediados del siglo VIII cuando el Monje budista Shodo construyó una ermita en el lugar, durante muchos años fue un centro de formación de monjes budistas y absorbió casi 300 ermitas y templos.

Tosho-gu es el santuario mausoleo de Tokugawa Ieyasu y fué construido en 1637 por su nieto Iemistu, mucho más grandioso que la idea original, es el principal monumento de la zona, ocho de los edificios han sido declarados Tesoros Nacionales y los templos están ornamentados con esculturas policromadas con unos detalles increíbles como la puerta de Yomeimon con 11 m de altura y adornada con 500 motivos naturales y animales es el símbolo de Nikko.

Es el centro de la zona de santuarios de Nikko y cerca de él hay varias construcciones impresionantes, aunque se pueden comprar tickets de entrada por separado para los distintos templos lo más barato y cómodo es comprar el ticket combinado que te permite la entrada por 1.000 yenes a todos menos al Nemuri-neko (gato dormido) que cuesta 520 yenes más, la entrada combinada se puede utilizar 2 días.



Por el camino que te lleva por bosques de bambú te encuentras primero el Shinkyo Bridge o Puente Sagrado que es un puente rojo de madera que cruza el río Daiya para cruzarlo 300 yenes, prácticamente marca la entrada a la zona de Sannai al norte del río, está considerado uno de los 3 puentes más bellos de Japón, vas a través de una escalinata y siguiendo el camino de cedros se llega al templo Rinno-ji el que fundó el monje Shodo y es famoso por la sala de los 3 budas; a la izquierda Kanon de los mil brazos, en el centro Buda Amida-Nyorai y a la derecha Bato Kanon (cabeza de caballo, buda dedicado a los animales), el Sanbutsudo (pabellón de los 3 budas) es el más grande de Nikko que ocupa el Santuario Futara-san.


Subiendo por el camino de Omote Sando hacia Toshogu Shrine (1.300 yen) llegas al santuario del Mausoleo de Tokugawa Ieyasu fundador del shogunado Tokugawa que gobernó el Japón durante 250 años a partir de 1603, a su alrededor hay muchos pequeños templos y santuarios budistas y sintoístas y una Pagoda de 5 pisos (36 metros) llamada Gojuno-to cada planta representa un elemento tierra, agua, fuego, viento y cielo en orden ascendente, allí mismo se encuentra el Establo Sagrado, un relieve de 3 monos sabios (three wise monkeys) son los famosos ver, oír y callar.

Un poco más arriba está el Torreón o Torre del Tambor y a su lado el la Torre de la Campana, a la izquierda de la torre del Tambor se encuentra Honji-do una sala en cuyo techo hay una gran pintura de un dragón conocido como el Dragón que ruge, hay un monje en la sala que golpea dos palos de madera para mostrar sus extrañas propiedades acústicas, se dice que el eco suena como el rugido de un dragón.

Más adelante está la puerta de Yomei-mon (Yōmeimon Gate) que solo los samuráis de mayor rango podrían pasar, también es llamada Higurashi-no-mon gate que literalmente significa La puerta para la que la gente se pasaría todo el día mirandola,, para acabar el recorrido se llega al Santuario Taiyuin-byo que es el mausoleo de Tokugawa Lemitsu tercer shogun y nieto de Leyasu que cerró Japón al comercio internacional.

Para ir a Nikko la alternativa más barata es utilizar los billetes de tren y accesos a los templos: Nikko Free Pass World Heritage pass (¥3.600) con validez de 2 días que incluye el tren expreso desde Asakusa station (1h 50') y los transportes de la empresa ferroviaria privada y autobús en la zona (líneas Tobu Railways) además del acceso a los templos de Sannai, pero los trenes más baratos son los Tobu Line Rapid que tardan alrededor de 2 horas y media y cuestan 1.320 yenes.

Si sólo te interesa la entrada a los templos, debes comprar el billete Nisha-Ichiji (literalmente 2 santuarios y un templo) que es un pase combinado para visitar los templos más importantes de la zona (Toshogu + Futarasan + Rinnoji), te sale por ¥1.000 (aunque no es válido para algunas áreas pero es la mejor opción; incluyendo todo te saldrá por ¥2.020).
 
Monte Takao se encuentra situado a 1 hora del centro de Tokio y pertenece al municipio de Hachioji en la zona metropolitana de Tokio y forma parte del Parque Natural de Meiji no Mori Takao.

¿Cómo llegar?

Desde la estación de Shinjuku en la línea Keio hay trenes cada 20 minutos, la duración del trayecto es de 45' en tren expreso y el billete cuesta 370 Yenes, también desde la estación de Shinjuku en la línea Chuo hasta la estación de Takao, cambiando a la línea Keio una estación hasta la de Takao San-guchi (50', 540 Yenes).

Desde la estación de Takao San-guchi existe un Funicular y un Telesilla hasta los aledaños de la cima (470m), el funicular es el más vertical de Japón y tanto este como el telesilla cuestan 470 yenes, el billete Takao-san Waribiki Joshaken incluye el tren Shinjuku-Takao San-guchi además del funicular o telesilla con un coste de 1480 yenes los sábados y festivos o 1.320 yenes los laborales. (coste ida y vuelta).


Disfrutar de Takao San

Takao San es conocido entre los tokiotas como un buen lugar para escaparse de la jungla de asfalto, contemplar las Hojas de Otoño en noviembre o la Floración de los Ciruelos en febrero; tiene hasta 6 Rutas de Senderismo que recorren la montaña coronada por el templo budista de Yakouin, es además un lugar frecuentado para disfrutar del momiji de la llegada del otoño y los hermosos colores otoñales, la cima del monte tiene 599m de altitud y en los días claros es posible observar las ciudades de Tokio y Yokohama hacia el este o la imponente silueta del monte Fuji al sur oeste.
 
Parque de los monos y Jardín Botánico

40 Macacos o monos japoneses viven en un recinto cercano a la estación del funicular en el camino hacia el templo, un jardín de 290 hectáreas acoge unas 300 diferentes especies vegetales, algunas de ellas en peligro de extinción, es la única especie de mono nativa en Japón, tiene un pelaje de colores que varían entre naranja y gris con un rostro rojizo, puede vivir en zonas de hasta menos quince grados centígrados otorgándole el título del primate que puede vivir más al norte en todo el mundo..

El cedro pulpo

Justo a la entrada del jardín de los monos hay un cedro centenario cuyas raíces asemejan un pulpo.
 


Templo Yakuo-in Yuki-Ji está considerado el símbolo de Takao San y es uno de los 3 templos más importantes de la escuela Chinzan, rama budista Shingon, junto con el de Shinsoji en Narita y el de Daishi Heikenji Temple en Kawasaki, el templo se estima que se construyó en el año 744 por el monje Gyoki Bosatsu siguiendo el mandato del Emperador Shomu y está dedicado a Yakushi Nyorai el Budha de la medicina.
 
Festival Hiwatari Matsuri se celebra el 2 domingo de Marzo y se trata de un ritual tradicional de demostración ascética, los monjes caminan con los pies desnudos sobre Candentes Carbones (Hiwatari significa cruzar el fuego), se trata de una tradición del budismo Shingon conocida como Goma un ritual para alejar la mala suerte, el poder del fuego se dirige a limpiar, a alejar la mala suerte, de hecho se trata de un ritual habitual en los templos budistas pero en el Templo Yakuo-in es posible incluso que participen los visitantes una vez que el fuego se ha apagado.

Regreso al contenido