New York 2009 - Bibiana1

Vaya al Contenido

New York 2009

Mis Viajes
El Domingo 1 de Noviembre de 2009 nos levantamos muy temprano y desayunamos algo ya que queríamos estar con bastante antelación en Barajas porque el vuelo salía a las 13:40 hora de España y queríamos estar en la Terminal 4S de Barajas a las 11:30, nos llevó el chófer de nuestro amigo Urbano Galindo al aeropuerto y buscamos el mostrador de Iberia para facturar las maletas, allí nos hicieron la típica entrevista sobre el viaje, la Visa, etc… y nos pusieron en el trolley y las maletas las pegatinas correspondientes, después tuvimos que pasar el control, por supuesto fuera botas y cinturones y pulseras, etc… y a pasar por el escáner y vuelve a ponerte todo de nuevo y a esperar a que saliera el avión de Iberia IB6251.

Nos dirigimos al tren que te lleva a la terminal 4S y dimos una vuelta por las tiendas para comprar unas chocolatinas para el viaje y tomar un tentempié por si acaso, a las 14:00 en punto salió el avión un vuelo muy cansado ya que era un avión de Iberia pero realmente era de American Airlines y la distancia entre mi asiento y el respaldo de asiento de delante me hizo pasar un viaje bastante molesto (me dolían las rodillas de apoyarlas en el respaldo) el almuerzo fué normal pero no paraban de ofrecerte agua o zumo (como se notaba que no había huelga como nos tocó en la vuelta) después casi llegando nos ofrecieron una caja con bollos, etc…y a prepararse para el aterrizaje, tardamos aproximadamente 8 horas en llegar y el trayecto lo hicimos de día y a las 17:00 nos bajamos por fin a tierras americanas.

Tuvimos que esperar cola para llegar al mostrador de inmigración pero no es tanto como dicen, te hacen la foto, te toman las huellas de todos los dedos de las dos manos y te cosen el resguardo del formulario de inmigración en el pasaporte que es valedero por unos años o hasta que te caduque el pasaporte.

Cogimos las maletas que no tardaron mucho y nos fuimos a buscar el transporte del Corte Inglés que nos llevaría hasta el Hotel Grand Hyatt New York en el 109 East 42nd Street pegado a la Grand Central Station Terminal, el aeropuerto JFK es pequeño porque esta parte la dedican a Europa pero para abandonar realmente el aeropuerto tardamos bastante en salir a la autopista, durante el trayecto comenzamos a ver las casas típicas de Queens de dos plantas con sus jardines y como era domingo, en poco más de media hora estábamos llegando a Manhattan ¡¡que bien!! porque pensaba que habría cantidad de atasco debido a la maratón de Nueva York, la carretera de entrada a Manhattan dejaba ver a lo lejos la silueta o Skyline de la ciudad de los rascacielos.

Llevábamos contratada para el día siguiente una excursión que nos llevaría por el alto y bajo Manhattan pero este trayecto sería el primer contacto con la gran manzana, por fin a lo lejos el inconfundible skyline de Nueva York, cruzamos el río por el Queensboro Bridge y entramos en Manhattan directos a la 5ª avenida yo iba mirando por las ventanas mientras hablaba con el conductor que era emigrante de Colombia, no me lo podía creer todavía, estaba en la ciudad que realmente quería conocer, por fin pisaba las aceras de hormigón de las películas y veia el humo de las alcantarillas ¡¡estaba en New York!!.

Llegamos al hotel Grand Hyatt pero no tuvimos que hacer cola en recepción enseguida subimos a la habitación (26003) en la planta 26, el hotel estaba justo en la calle 42 con la Madison Avenue y Lexington Avenue, las vistas desde la habitación eran perfectas desde la altura, el hotel era de lujo pero en Nueva York, aunque el hotel lo quieres para descansar por la noche y poco más era perfecto, deshicimos las maletas y salimos del hotel directos a Times Square es impresionante, mucho más de lo que se pueda ver en fotos o películas, por mucho que cuente o se vea en televisión o cine las sensaciones que vives cuando estás allí son indescriptibles, en mitad de Times Square había un personaje llamado Snaked Cowboy en tanga y gorro de cowboy con guitarra, varias chicas se le acercaban, le besaban y se fotografiaban junto a él.

Volvimos a Broadway para ir otra vez al sur entrando en varias tiendas sólo por curiosear (por ahora), era ya completamente de noche cuando llegamos otra vez a Times Square pudimos ver el Hard Rock el restaurante Bubba Gump, Toys R’Us y un montón de cosas más, lo que tantas y tantas veces habíamos visto en cine y televisión lo teníamos ahora frente a nuestras narices, seguimos hasta la calle 42 y giramos hacia el oeste, en esta calle hay mucha animación, en un teatro están poniendo El rey león en otro Mamma mía también el museo de cera de Madame Tussaud’s, etc…

A lo largo de todas las calles de New York puedes encontrar los restaurantes-bar-cafeterías llamados DELI’s o Delicatessen en los que te puedes encontrar comidas, preparar las ensaladas con los ingredientes que tú quieras, frutas de todo tipo ya troceadas, zumos, etc... a menudo hemos utilizado estos DELIs sobre todo cuando necesitábamos utilizar los Rest room o sea cuando había que hacer un pis y comprábamos algo ya que era obligatorio ser cliente.

Nos dirigimos a Broadway hacia el norte viendo tiendas e infinidad de letreros luminosos, eran las 9:00 de la noche y con el cambio de hora y el descontrol de comidas teníamos un poco de hambre así que nos dirigimos hacia el hotel y nos metimos en la Grand Central Station Terminal para comprobar que era la misma de la película de gánsters cuando el cochecito del bebé caía por estas escaleras, como el hambre ya nos acuciaba nos vamos hacia la señorita que siempre está en la entrada de los restaurantes para pedir a table for two y nos dice que no hay sitio, claro era el restaurante de Michel Jordan pero cuando nos íbamos a ir, a mi wife Carmen se la ocurre preguntar si era posible comer algo en la barra y oh casualidad ¡! nos dijeron que adelante.

Aquí cayó el primer Manhattan para la Lobo y seguidamente por supuesto una hamburguesa americana con sus patatas y ketchup exquisito todo, nos fuimos pronto a dormir porque el día había sido muy largo y había que madrugar al día siguiente.


Lunes 2 de Noviembre de 2009
Era el primer día en Nueva York y entre algo de jetlag, el teléfono que me llama varias veces y el pensar que teníamos que ir a un hotel cercano a coger el autocar que nos llevaría a realizar el tour contratado del Alto y Bajo Manhattan concertado desde Madrid que creo es el tour indispensable para quienes visitan la ciudad por primera vez o para los que ya la conocen y desean refrescar su memoria o ver cosas nuevas (incluso se hacen paradas para sacar fotos).

Nos levantamos muy muy temprano y después de hacer tiempo viendo la TV y de darnos una ducha salimos del hotel y nos fuimos a tomar un café al primer Starbucks que vimos ya que no conocíamos nada más de momento, a la izquierda de nuestro hotel estaba Lexington Avenue y allí tomamos el camino hasta el hotel cercano en el que nos esperaba el autocar, mientras esperábamos tomamos nuestro primer desayuno americano con tortitas incluidas en la cafetería RAFFLES (primera camarera que nos habló en español aunque ella era filipina).

Montamos en el autocar y después de recoger pasajeros en diversos hoteles nos dispusimos a conocer Manhattan por primera vez, el conductor de este tour trabaja para una empresa que se dedica a hacer excursiones por Manhattan y alrededores, todas las excursiones se hacen en un microbús en nuestro idioma natal el español.

Veamos que es Manhattan, es uno de los cinco distritos de la ciudad de Nueva York, los otros cuatro son Bronx, Queens, Brooklyn y Staten Island la isla tiene 20 kilómetros de largo y más de 3 kilómetros de ancho (nosotros cada día andábamos entre 8 y 9 horas de norte a sur o en diagonal por Broadway) la isla está dividida en tres partes Downtown, Midtown y Uptown o lo que es lo mismo, parte baja, media o Centro y alta de la ciudad.

Bien, el recorrido panorámico que hicimos fue partiendo hacia el norte de Manhattan pasando por el Centro Lincoln, nos detenemos en Central Park West y la calle 72 y paramos en Strawberry Fields que es un pavimento en el parque en homenaje a John Lennon ya que su casa estaba justo enfrente en el edificio Dakota, continuamos hacia el barrio de Harlem, pasando por la Catedral de San Juan el Divino, la Universidad de Columbia y seguimos hacia Harlem por la calle 125 Dr. Martin Luther King Jr., el teatro Apollo, sector de apartamentos residenciales y área comercial de la Quinta Avenida (5th Avenue), la milla de los museos la zona de los antiguos ricos de Nueva York.

En el centro de Manhattan vemos el Hotel Plaza el edificio de la famosa cadena Tiffany, la Catedral de San Patricio, el Centro Rockefeller, el edificio Chrysler, la Biblioteca Pública de Nueva York y el famoso Empire State Building, paramos en el edificio FlatIron, pasamos por el viejo Madison Square Garden, continuamos por el barrio de Chelsea, la gay y bohemia Greenwich Village, el SoHo con sus galerías de arte y boutiques, la Pequeña Italia, el Barrio chino o Chinatown, el City Hall, los Tribunales, la Zona Cero, el World Trade Center y los centros cívicos y financieros en el área de Wall Street.

Nos detenemos en el Battery Park donde obtenemos magníficas vistas de la bahía de Nueva York y a lo lejos la Estatua de la Libertad, nosotros damos por terminado nuestro tour en el Battery Park para así poder dirigirnos por nuestra cuenta hacia el hotel ya que ya sabemos cómo desenvolvernos con criterio por la ciudad, tomamos Broadway y en la esquina con la calle Fulton está la St Paul’s Chapel o la iglesia del milagro ya que está muy cerca del World Trade Center y no sufrió ningún daño en el 11-S, continuamos por Broadway hasta que llegamos a la Trinity Church enfrente esta la famosísima Wall Street, en esta zona parece como si ya hubieras estado por la cantidad de películas en las que sale, en Wall Street nos hicimos unas cuantas fotos en la fachada de la Bolsa de Nueva York (NYSE) y de la Reserva Federal (Federal Hall).

Otra vez por Broadway seguimos hacia el sur por Whitehall St hasta Bowling Green que es el parque más antiguo de la ciudad, es donde está el Toro a la Carga de la Bolsa de NY, con el que después de lidiar con unos cuantos turistas pudimos hacernos la típica foto con él, por cierto las zonas que están más doradas son las de la cabeza con cuernos incluidos y la de las bolas o pelotas o ... ya que la gente suele hacerse fotos tocándoselas.

Fuimos bordeando el parque hasta llegar al World Financial Center pasando por entre los edificios tan vistos sobre todo en los telediarios del 11-S, llegamos al solar del World Trade Center que es inmenso y estaba en obras porque estaban creando los cimientos o el aparcamiento de lo que está en proyecto, es espeluznante la sensación que allí tienes al ver este gran solar y pensar lo que había allí hace unos pocos años y como acabó todo, no podía evitar el que por mi cabeza pasaran las imágenes de las torres cayendo como si fueran de papel, fuimos bordeando el solar y tuvimos que subir a una pasarela para poder llegar al otro lado y desde esta pasarela se veían perfectamente las obras y lo grande que es el solar de la Zona 0.

Después fuimos a los Outlets Century 21 que están pegados al World Trade Center, allí estuvimos un rato viendo ropa y comprobamos que no estaba muy cara aunque todo como muy amontonado y decidimos dejar las compras para después de ir a los Woodbury Outlets.

Ya  estábamos reventados y enseguida nos fuimos a dormir no sin antes irnos de nuevo a la Central Station y cenar comida china y sushi en los take away que hay en la planta inferior de la estación y luego sentarnos en las mesas que hay allí mismo ¡¡que bien nos supo todo!!.

Martes 3 de Noviembre de 2009
Nos volvimos a levantar temprano como casi todos los días pero no tanto como el día anterior, una ducha y después a desayunar al RAFFLES, comenzamos a andar hacia el Battery Park que es el parque que hay al sur de la isla y dónde está la esfera que sobrevivió de las Torres Gemelas, llegamos hasta Centre Street donde vimos el City Hall y desde allí tomamos el Puente de Brooklyn que tardas un buen rato en cruzarlo pero merece la pena hacerlo andando, parando de vez en cuando y disfrutando de las vistas, nos parábamos mucho para echarnos fotos y contemplar las vistas desde allí tanto hacia un lado como al otro del puente.

Cuando volvimos de atravesar el puente nos fuimos directos al Clinton Castle a sacar los tiquets del ferry de Staten Island que es gratis y hay unas vistas impresionantes del sur de Manhatan, en cuanto sales del embarcadero no puedes parar de mirar hacia Manhattan ese skyline que tantas y tantas veces has visto en películas, fotos, revistas… tarda como una media hora en llegar a Staten Island pasando muy cerca de la Estatua de la Libertad por cierto, desistimos de ir a la Estatua de la Libertad y al museo de los emigrantes porque no se podía subir este día a la estatua, pero desde este ferry se sacan unas fotos muy buenas, llegamos y nada más bajarnos esperamos a que saliera el siguiente ferry de vuelta a Manhattan.

Una vez llegamos de vuelta fuimos hacia el este por Battery Park y después de quedarnos unos minutos viendo a un grupo de negros bailando y haciendo piruetas nos fuimos de compras hacia la zona cero ya que allí estaban los Outlets Century 21 dónde entramos a comprar nuestros primeros encargos, nos fuimos andando por Broadway hasta Canal Street, o sea Chinatown, muy caótico y al otro lado Tribeca un barrio muy tranquilo, fuimos primero a dar un paseo por Tribeca y vemos que aquí hay muchos edificios de ladrillo rojo que eran almacenes y ahora son apartamentos, estuvimos en Duane Park que creo que uno de los parques más antiguos de la ciudad, llegamos por aquí hasta Chamber Street donde vimos el New York County Courthouse y allí entramos a una tienda inmensa de deportes OLD NAVY y a alguna tienda más, volvimos a Broadway y seguimos hacia el norte para llegar otra vez a Canal Street.

Aquí comenzamos nuestra visita a Chinatown recorrimos la calle Canal Street hasta llegar a la Confucius Plaza donde está el arco del Manhattan Bridge en esta calle entramos a un montón de tiendas todas con bolsos y ropa de imitación, allí nos compramos un reloj cada uno pero a sabiendas que al ser tan barato nos durarían poco pero es que la hora la mirábamos en el móvil porque en Madrid pensábamos que encontraríamos buenas réplicas pero no fue así, recorrimos alguna calle más viendo las tiendas de pescado y comida, vimos el típico pato laqueado colgado del cuello y muchas otras cosas que llaman la atención, llegamos a Grand Street y allí comienza Little Italy que lo de Little es muy real porque antes sería más grande este barrio pero ahora se ha quedado en una sola calle, en este barrio hay un montón de restaurantes italianos y nada más por lo que decidimos seguir con la siguiente ruta por el Soho.

Tomamos otra vez Broadway hacia el norte hasta llegar a Prince Street aquí seguimos viendo tiendas de todo tipo, de electrónica, de ropa, entramos a un A|X (Armani Exchange) y a varias más, luego seguimos por Greene Street, calle llena de tiendas sobre todo de ropa y edificios construidos con hierro colado lo que se conoce como Cast Iron Building luego fuimos hacia Washington Square Park y de camino vimos una calle muy curiosa Gay Street, pasamos por el parque un rato viendo el Washington Arch y salimos por Columbus Circle aquí se reúne la gente a jugar al ajedrez como sale en Independence Day, alrededor de las 18:00 salimos del parque para ir hasta la calle 42 para cenar un chuletón auténtico tipo americano, después de cenar como casi todas las noches nos tomamos el Manhattan y el whisky on the rock dimos un paseo por Times Square y a dormir que estábamos exhaustos.

Miércoles 4 de Noviembre de 2009
Hoy toca día de compras ¡¡Carmen feliz!! muy muy feliz, a eso de las 7:30 nos habíamos duchado y estábamos desayunando en el RAFFLES, el microbús fue puntual y salimos de Manhattan por el Lincoln Tunnel para entrar en el estado de New Jersey aunque después vuelves al estado de New York, pasamos por distintos barrios o ciudades que son los típicos que se ven en las películas los mismos tipos de casas que tenemos en Villanueva de la Cañada, de vez en cuando alguna gasolinera con un centro comercial y un McDonald’s o un Dunkin Donuts luego pasamos por una zona montañosa con unos paisajes impresionantes por estar en Otoño y en una hora más o menos llegamos a los Outlets.

El autobús nos dejó en la puerta principal de los Woodbory Common Premium Outlets y para volver teníamos la oportunidad de llevar antes las bolsas al microbus para no ir de un sitio para otros cargados, el chófer nos dió un plano de las tiendas y unos vales descuento, aquello es la meca de las compras es como un pueblo con casas de madera tipo Las Rozas Village pero en yanqui con sus plazas y sus calles, cada casita de madera es una tienda y en total habrá más de 300, empezamos por la primera.

Entramos en Ralph Lauren, Tommy Hilfiger, Calvin Klein, Armani, Escada y un montón más, aquí entendimos el porqué la gente se llevaba las maletas vacías y es porque la ropa está a un precio muy asequible, compramos un montón de cosas tanto para nosotros como para familia y amigos ibamos bastante cargados, comimos alli mismo en un restaurante italiano y por la tarde seguimos de compras hasta las 18:00, estábamos ya reventados y decidimos coger el microbús de vuelta, el microbús iba lleno y más con las bolsas que llevaba la gente, el viaje de vuelta se hizo menos pesado porque fuimos charlando con la gente e hicimos amistad con una pareja muy simpática de Jerez, a la llegada a Manhattan antes de entrar al Lincoln Tunnel otra vez la impresionante vista del Skyline.

Llegamos al hotel a dejar las compras, no era muy tarde y salimos a dar una vuelta por la 5ª avenida pasando por la Catedral de Saint Patrick, la tienda de la NBA para terminar de comprar algún recuerdo y regalos, compramos camisetas y algunas cosas más, yo compré los clásicos souvenirs de figuras en cristal de los monumentos más representativos de New York y a la vuelta cenamos en un DELI bastante bueno ya que el hambre nos tenía bloqueados, volvimos al hotel a tomar un Cosmopolitan como tantos otros días y nos fuimos pronto a dormir, había sido otro día agotador.

Jueves 5 de Noviembre de 2009
Una vez levantados y desayunados emprendimos el camino hacia Columbus Circle para pasar por Central Park, vimos el edificio Dakota que es en dónde vivía John Lennon y dónde le asesinaron y cruzamos por el parque hasta el monumento ofrenda a John Lennon llamado Imagine en Strawberry Fields, despues fuimos a la catedral gótica más grande del mundo St John The Divine y al lado hay un jardín con la Peace Fountain una fuente muy rara que simboliza la lucha entre el bien y el mal.

Bajamos por la calle 74 paralela al Central Park pasando el edificio de apartamentos San Remo (Cazafantasmas) dónde tienen los apartamentos Demi Moore, Spilberg y multitud de gente del cine hasta llegar a la calle 77 al Museo de Historia Natural, después de esperar la cola correspondiente realmente muy poco tiempo dejamos los trastos en la consigna, pagamos las entradas y nos dirigimos a la sala de las mariposas multitud de ellas volando libremente por tu alrededor en un clima de calor y humedad lo que me impedía hacer fotos y películas ya que se empañaban los objetivos.

Comenzamos el periplo por las diversas plantas del museo y no tengo palabras para describir la cantidad de dioramas tan perfectos de los habitats de animales en sus ambientes, yo no paraba de hacer fotos (eso de llevar cámaras digitales es una delicia porque ya tendré tiempo de borrar las que salen mal pero mientras dale que dale al botón), fuimos a otra planta con fósiles de dinosaurios de todo tipo, espectacular, luego meteoritos, dispositivos para la investigación en la Luna, etc...

Cuando terminamos de ver el museo nos fuimos paseando por el Central Park viendo los sitios clásicos como la famosa pradera de las películas, observando a las ardillas las cuales no parecen tener ningún miedo a los turistas y finalmente salimos por el restaurante Tavern on the Green luego volvimos hacia Columbus Circle, continuamos hacia el norte hasta la calle 116 y llegamos a la entrada de la Columbia University que atravesamos pasando por sus facultades y plazas hasta llegar a Riverside Park donde está la iglesia Riverside Church una iglesia cuyo campanario tiene las mismas campanas que años tenía la madre de Rockefeller al morir.

Aquí comenzamos la ruta que teníamos prevista para la tarde, el Upper West Side, comenzamos en Columbus Circle y tomamos Broadway volvimos a tomar la 8ª avenida buscando el famoso restaurante Katz's que tiene el sándwich de Pastrami más suculento de Nueva York y nos comimos dos aunque Carmen sólo pudo con uno ¡¡ riquísimo !! después de comer volvimos hacia la 5ª Avenida y Broadway cenamos fruta y zumos en un DELI de la Estación Central ya que Carmen no se encontraba bien quizás debido al sándwich de pastrami, se empezó a encontrar mejor pero ya estábamos bastante cansados por lo que decidimos ir al hotel a descansar.

Viernes 6 de Noviembre de 2009
Nos levantamos pronto como todos los días dispuestos a ir andando hasta la zona cero y poder llegar de los primeros al Outlet Century 21 pero ¡¡oh, sorpresa!! cuándo terminamos las compras nos encontramos a millones de neoyorkinos celebrando en un Parade  o desfile el 27avo Campeonato mundial de béisbol no nos podíamos mover, estábamos atascados, había multitud de policías cerrando todas las calles por dónde iban a pasar, papelillos volando por todos los sitios como cuando llegaron los astronautas de la luna, después pudimos ver como las máquinas mojaban los papeles y los amontonaban en verdaderas montaña para llevárselos con la basura.

Bueno, nos quedamos a comer dónde pudimos y cuando terminamos ya se hizo la luz y pudimos retomar la marcha hacia el norte, o sea al hotel Grand Hyatt una vez nos deshicimos de las bolsas nos fuimos a la tienda de la NBA para comprar a nuestro hijo los recados que nos hizo, después entramos en los H&M y salimos a cenar y para ello bajamos a la Central Station a un restaurante mejicano a comer fajitas y demás especialidades mexicanas incluida la margarita y el tequila, antes de subir a la habitación habíamos quedado con la pareja de Jerez ya que se volvían a España al día siguiente y brindamos con Cosmopolitan la estancia por estos lares y por habernos conocido.

Sábado 7 de Noviembre de 2009
Hoy como cada día después de la ducha y el desayuno nos dirigimos hasta Battery Park para devolver en el Century 21 una camiseta que me estaba pequeña y aprovechamos la ocasión para  comprar alguna prenda más, cuando terminamos empezamos a subir hacia Chinatown, Little Italy, Soho, Chelsea y Broadway, llegamos a Bleecker Street donde comienza Greenwich Village el barrio más bohemio de Manhattan aquí los edificios no son muy altos 4 o 5 plantas y algunos de dos plantas, es un barrio muy tranquilo y parece mentira que estés en Manhattan más bien parece un barrio periférico muy tranquilo, con poco tráfico y poco ruido.

Aquí recorrimos algunas calles e incluso compramos pasteles en Magnolia Bakery famosa por la serie Sexo en Nueva York, antes nos paramos en una marisquería y nos comimos una docena de ostras y de almejas (deliciosas y baratísimas) además de calamares y unos langostinos en salsa picante, etc…

Pasamos por el Radio City Music Hall y enfrente está la entrada para subir al mirador del edificio Rockefeller Top of the Rock había muy poca cola por lo que subimos enseguida al piso 70, mientras subíamos observé como el techo del ascensor se ponía transparente para poder ver a la velocidad que subíamos los 76 pisos una vez llegamos a la primera de las tres plantas estuvimos un rato por la terraza viendo un paisaje de New York espectacular, las vistas son impresionantes por la cantidad de rascacielos y edificios que se divisan, no me podía creer que estuviese allí de verdad, hacia el sur se veía en primer plano el Empire State Building y al fondo el distrito financiero y muy a lo lejos la Estatua de la Libertad, a los lados los rascacielos del Midtown y hacia el norte el Central Park, era todavía de día y queríamos ver desde el mirador Top of the Rock el atardecer en Manhattan desde arriba aunque tanto Carmen como yo  tenemos un poco de canguis a las alturas.

Pasamos por la plaza donde está la escultura dorada de Prometeo que en invierno sirve de pista de hielo donde antes ponían las terrazas de los bares y restaurantes, vimos los Channel Gardens muy iluminados y ya volvimos a la 42St para cenar en el restaurante en el que cenamos varias veces, nos dimos un paseo por Times Square después de cenar y luego nos tomamos el famoso combinado en el bar del hotel como casi todas las noches y pronto a dormir que el día había sido intenso y todavía nos quedaban unos cuantos días más que disfrutar de esta gran ciudad.

Domingo 8 de Noviembre de 2009
Otra vez a madrugar y desayunar y como no a andarnos las horas necesarias para obtener un mayor conocimiento de esta gran ciudad y por supuesto ir al museo del Portaviones Intrepid que tenía programado aunque a Carmen no le hacía demasiada gracia, para llegar a él recorrimos varias calles saliendo desde la 42 St hasta su final en la Joe Dimaggio Highway y luego hasta la 47St en el muelle 86 dónde empezamos a ver mucha gente que estaban haciendo una gran cola para el museo y esto me deprimió un poco aunque el solazo que hacía era un buen presagio de lo que pasaría, pregunté a un policía si la cola era para el Intrepid y me contesta que no ¡¡ Divino!!  era para ver el barco New York, al principio no caí que era el New York hasta que me informé que era un pedazo de buque de guerra con helicópteros de Vietnam hecho con los restos del acero de las Torres Gemelas, este barco estaba anclado al lado del portaviones Intrepid y realmente todo el mundo se iba a ver este barco ¡¡ Estos yanquis !!

El Museo Intrepid (Intrepid Sea-Air-Space Museum) es muy divertido, es en realidad un portaaviones utilizado por la Marina de los Estados Unidos durante la II Guerra Mundial, también se puede visitar un auténtico Concorde y un submarino, una vez hecha la pequeña cola correspondiente entramos a comprar las entradas y a fotografiar los aviones y helicópteros estacionados en la cubierta dónde tienen expuestos varios aviones de guerra, después de disfrutarlo nos metimos por dentro del portaviones y estuvimos viendo como era las salas de combate, operaciones, comunicaciones, camarotes, etc…..

Bajamos hasta el primer hangar para seguir viendo el museo con simuladores de vuelo, pantallas de proyección y varias actividades, películas, cápsulas Mercury, etc…, terminamos la visita en la tienda oficial del Museo dónde compré varias gorras como las que tenía intención de comprar en USA pero no las encontraba en ningún sitio excepto aquí  de veteranos Vietnam, Boinas verdes, Top Gun...
Cuando salimos del Museo Intrepid, nos dirigimos hacia Green Village con la intención de volver a la marisquería Fish en el 280 Bleecker St (at Jones St.) West Village de Nueva York y nos decidimos además de por las ostras y almejas por la de las nécoras de estas tierras, nos pusieron papeles de periódico encima de la mesa y un recipiente de plástico bastante grande, nosotros alucinamos, después de las ostras nos vienen con una bandeja con 7 u 8 nécoras calentitas y espolvoreadas de pimentón o lo que fuese y nos las echan encima de la mesa, nos ponemos a comerlas y al rato nos vienen con un canastón con más nécoras (creo que unas 30 en total) y nos empezamos a poner ciegos, riquísimas!!.  


Hicimos la vuelta andando por Green Village, Chelsea, la 42St y 5ª Avenida a buscar el Disney Store para comprar 2 muñequitos para nuestras niñas (2 perritas Shitzu) luego fuimos a ver los Macy’s y de nuevo a cenar y a la habitación a preparar las maletas.

Lunes 9 de Noviembre de 2009

Nuestro último día en Manhattan es un día triste porque dejábamos la ciudad en la que habíamos estado viviendo la última semana y a la que ya nos habíamos acostumbrado y parecíamos de allí, no nos apetecía nada pero había que volver a España.

Nos levantamos casi como siempre, recogimos todo y terminamos de hacer las maletas con todo lo que habíamos comprado y antes de las 11:00 llamé a recepción para que nos guardasen las maletas y hacer el check out, nos cobraron 2 dólares por cada maleta e incluso por la bolsa de plástico y nos fuimos a dar el último paseo por New York.

Almorzamos en un DELI diferente ya que íbamos en dirección al Jackson Hole de la 3ª Ave con la 35 Street aquello es increíble, está todo buenísimo, las hamburguesas no caben en la boca, todo decorado al estilo del oeste con fotos de vaqueros de verdad, pistolas, cajas registradoras antiquísimas y con jukebox para elegir tu propia música por 25 ctos, es el famoso restaurante dónde más grandes son las hamburguesas de todo Nueva York fue una comida muy tranquila y algo triste pues ya nos quedaba poco tiempo allí, volvimos al hotel ya que a las 17:50 pasaban a recogernos en un microbus que habíamos reservado a través del Corte Inglés.


Cogimos las maletas y a esperar a que vinieran a buscarnos, salimos hacia el aeropuerto y pronto comenzamos a abandonar la ciudad, para ir al aeropuerto había atascos pero el conductor nos metió por calles residenciales y en poco más de una hora llegamos al aeropuerto, una vez allí fuimos a buscar el mostrador de embarque y esperar la cola que había para facturar que era enorme debido a que habían anulado el vuelo anterior por la huelga de la tripulación de cabina por esta razón nos dieron asientos separados, me tocó el 10C y esto hizo que el viaje lo hiciese estirado ya que este asiento era el de la puerta de emergencia.

Aquí no nos inspeccionaron las maletas pero en el control para entrar en la zona de embarque había un negrito que era un coñazo con todos los pasajeros sin embargo la negrita de la otra entrada pasaba el control rápidamente, por supuesto te hacen quitarte hasta los zapatos y los pasan por el escáner, una vez dentro no tuvimos tiempo de gastarnos los últimos dólares que nos quedaban en alguna chuchería ya que era la hora de despegar, a las 21:05, eran ya los últimos minutos en NY, el vuelo salió puntual y tardaron en servirnos algo de cenar y luego una vez terminamos sin películas ni nada apagaron las luces y a tratar de dormir las 8 horas del viaje por cierto que ya estando sentado en el asiento de la puerta de emergencia veo aparecer a nuestra reina Doña Sofía con sus escoltas y ¡¡hala!! a primera, como tiene que ser.

El vuelo de vuelta fue peor que el de ida ya que hubo muchas turbulencias, llegamos con media hora de adelanto a Madrid (no sé si la reina tenía prisa) y a las 9:00 nos estábamos bajando del avión, las maletas salieron pronto y nos fuimos directos a buscar un taxi que nos llevó a Villanueva de la Cañada.

Ya se había terminado nuestra aventura en la Gran Manzana, acababa de volver y ya la estaba añorando aunque en aquel momento no sabía que Carmen en poco más de un año y medio, quiere volver, como el turrón por Navidad.


Que se debe ver en Nueva York
City Hall Park
Bowling Green
Staten Island Ferry
Battery Park
Wall Street
St. Paul’s Chapel
Zona 0
Trinity Church
Woolworth Building
Battery Park City
Strawberry Fields
The Lake
Bow Bridge
The Great Lawn
Canal St.
Mott St.
Apple Store SoHo
Greene St.
NoLIta
Little Italy
Mulberry St.
Mahayana Temple
Union Square
Washington Arch
Bryant Park
Tiffany & Co.
Radio City M.H.
The Mall
Met Museum
Bleecker St.
Washington Park
NY University
Flatiron building
Chelsea Piers
Madison Sq. Park
Meat Market
Grand Central
Fifth Avenue
Times Square
42nd Street
Rockefeller Center
Chrysler Building
St. Patrick’s
Park Avenue

Algunas de las cosas que hemos podido ver en Nueva York

  • Hemos estado en el Distrito Financiero y Wall Street.  
  • Hemos visto la Zona 0 en World Trade Center, Bolsa de NY en Wall Street y Trinity Church.
  • Hemos atravesado el puente de Brooklyn sobre el East river y el City Hall junto Woolworth.
  • Hemos visto desde el ferry de Staten Island la Estatua de la Libertad.
  • Hemos visto Battery Park y Castle Clinton.
  • Hemos Caminado por Central Park.
  • Hemos estado en la Grand Central Terminal.
  • Hemos visto el impresionante edificio Chrysler.
  • Hemos paseado por Chinatown en Canal Street y por el SOHO en Spring Street.
  • Hemos paseado por Little Italy en Mulberry Street.
  • Hemos pasado por Chelsea en las 16 y 23 Street y Green Village.
  • Hemos visto el Edificio Flatiron.
  • Hemos entrado en la Catedral de St. Patrik’s en 5ª Avenida.
  • Hemos visitado Strawberry Fields con el Imagine incluido y el edificio Dakota.
  • Hemos visto el edificio de las Naciones Unidas.
  • Hemos estado en el Museo de Historia Natural.
  • Hemos recorrido en varias ocasiones Broadway, Times Square, 2ª.....ª Avenidas.
  • Hemos paseado desde Battery Park en el Lower Manhattan hasta Central Park y viceversa.
  • Hemos ido por Union Square en la 14St, Madison  Square Park, Columbia University.
  • Hemos estado en los almacenes Century 21, H&M, Macy’s, Saks.
  • Hemos conocido el Radio City Music Hall en 6ª Avenida.
  • Hemos visto la “Esfera” del World Trade Center en Bowling Green.

Y más cosas que no nos acordamos aunque hemos caminado alrededor de 9 horas diarias, pero aún asi....

  • No hemos ido un domingo a una misa Gospel en Harlem.
  • No hemos visto obras de teatro en Broadway.
  • No hemos visto un partido de la NBA en el Madison Square Garden.
  • No hemos subido al Empire State pero si al Top of the Rock en el Rockefeller Center de tarde en la 52St.
  • No hemos viajado en el metro de Nueva York.


Asi que como suelo hacer al final de cada viaje, os paso un resumen más exhaustivo de los sitios que se deben visitar en New York, que os aproveche:

COMPLEJO ROCKEFELLER CENTER

Por la Quinta Avenida desde la Biblioteca Pública se llega al Rockefeller Center, un complejo de 19 edificios diseñado por el magnate del petróleo John D. Rockefeller y que fue concluido por su hijo en 1937, cuya visita es algo indispensable que hacer en Nueva York. Su edificio más importante es el rascacielos de General Electric, construido en 1930. Posee 70 plantas y 266 metros de altura y en su cima se sitúa el mirador Top of the Rock. En una de las esquinas de la plaza del Rockefeller se encuentra la enorme tienda Lego cuya visita es algo muy recomendable que hacer en Nueva York, siempre y cuando aguantéis las enormes colas que se forman.

Junto con la figura dorada de Prometeo y el Zodiaco, que está situada en la Plaza Rockefeller, en frente del vestíbulo principal, la escultura más característica del complejo Rockefeller Center es la del Atlas sosteniendo el universo. Cuenta con una fantástica pista de patinaje dominada por el famosísimo Árbol de Navidad del Rockefeller Center. Perteneciente también al complejo, aunque algo más retirado de la plaza central, podréis encontrar el Radio City Music Hall, un edificio de estilo Art-Deco construido en 1932 y que es una de las salas de espectáculos más grandes y famosas del mundo.

CATEDRAL DE SAN PATRICIO

Ubicada en la Quinta Avenida, justo en frente del Rockefeller Center, se encuentra la Catedral de San Patricio o St Patrick’s Cathedral. Se trata de un bello edificio de mármol blanco cuya construcción se remonta al siglo XIX siendo la catedral neogótica más grande de Norteamérica. En su bonito interior podemos destacar  los enormes órganos, compuestos por 3.920 y 5.918 tubos, y la escultura de La Piedad, tres veces más grande que la de Miguel Ángel situada en la Basílica de San Pedro del Vaticano.

TIMES SQUARE

Si hay algo imprescindible que hacer Nueva York, que os dejará con la boca abierta, eso es sin duda acudir a Times Square. Una zona repleta de luces y carteles publicitarios que se ha convertido en una de las imágenes más características de Nueva York. El centro neurálgico del sector es la plaza, en el cruce de Brodaway con la 7ª Avenida. Es en esta zona donde tiene lugar la celebración de Fin de Año más conocida del planeta. Times Square es la parte de Nueva York preferida por cualquier viajero para alojarse.

En Times Square podréis encontrar multitud de comercios como la tienda Disney, el Planet Hollywood, Mc Donalds, etc… Además bajo las escaleras rojas del centro de la plaza se sitúan las taquillas de TKTS donde podréis obtener entradas del día para las funciones de Broadway a precios muy asequibles. Aunque si quieres librarte de las largas colas, yo iría a las taquillas de South St Seaport (sur de Manhattan) o a la de Downtown Brooklyn.

BUS TURÍSTICO ALREDEDOR DE LA ISLA DE MANHATTAN

Algo que también hay que hacer en Nueva York, es dar un paseo en un bus turístico. Este tipo de transporte además de ayudar a que te hagas una visión general de Nueva York, te permitirá bajar y subir en cualquiera de sus paradas.
EDIFICIO FLATIRON

Bajamos en la parada del Bus del Flatiron Building, un edificio que debe su nombre a la peculiar forma en que fue construido y que recuerda a una plancha de ropa. El Flatiron es uno de los edificios históricos más famosos de Nueva York y según muchos, el rascacielos más antiguo de la ciudad. Sin embargo se trata solo de un edificio de oficinas por lo que su interior no se puede visitar, a excepción de su hall. La forma del edificio provoca un túnel de viento calles arriba del mismo. En los años 20, los mirones se colocaban estratégicamente a la espera de ver los tobillos de las señoras que no se esperaban tales corrientes de aire.

ARCO DE WASHINGTON SQUARE

Desde el Flatiron continuamos caminando por la Quinta Avenida hasta Washington Square, un animado parque rodeado por la New York University, en el corazón del Greenwich Village. Fue construido en 1826, en el emplazamiento de un antiguo cementerio. En el extremo norte se encuentra el Washington Arch erigido en 1893 por Stanford White y que es el comienzo de la Quinta Avenida. Originalmente se construyó en madera y cartón. Los trabajos para reconstruirlo en hormigón y mármol se extendieron de 1890 a 1895.

IGLESIA DE LA TRINIDAD

Volvimos a tomar el Bus para dirigirnos a la zona financiera. Nuestra primera parada tuvo lugar en la Iglesia de la Trinidad o Trinity Church. Se encuentra en el cruce entre Wall Street y Broadway, en Lower Manhattan. De estilo neogótico, fue diseñada por el arquitecto Richard Upjohn e inaugurada a mediados del siglo XIX, constituyendo en aquel momento, con sus 86 metros, el edificio más alto de Nueva York. Trinity Church tiene dos enormes puertas de bronce diseñadas por Richard Morris Hunt que recuerdan a las afamadas puertas de Ghiberti del Baptisterio Florentino. Su interior es de estilo gótico muy luminoso y elegante, y se encuentra liderado por una colorida pared de cristales justo detrás del altar. Ademas, la Trinity Church está rodeada por un pequeño cementerio en el que están enterradas algunas personalidades relacionadas con la historia de Nueva York, como Alexander Hamilton, uno de los Padres Fundadores de Estados Unidos, o Robert Fulton, el ingeniero que desarrolló el primer barco de vapor, por lo que para los estadounidences esta es una visita primordial que hacer en Nueva York.

TORO DE WALL STREET

A pocos pasos de la Iglesia de la Trinidad, en el pequeño parque Bowling Green, se encuentra el archiconocido toro de Wall Street. Tocarle al torito sus genitales es algo obligado que hacer en Nueva York. El Toro de Wall Street es todo un símbolo del distrito financiero de Nueva York. Lo que no muchos saben es que no pertenece a la ciudad sino al artista Arturo Di Modica, que en 1989 y tras gastarse 360.000 dólares en él, dejó el toro, frente al edifico de la bolsa en lo que podría calificarse como uno de los actos más conocidos de vandalismo artístico de la historia.

WALL STREET

Wall Street es la calle más importante del distrito financiero y su visita es una de las cosas obligadas que hacer en Nueva York. Los edificios más importantes de la zona son:

    • La Bolsa (New York Stock Exchange): Un edificio construido a principios del siglo XX de aspecto clásico que ha aparecido muchísimas veces en cine y televisión. Hasta los atentados del 11S se podía acceder a su interior.
    • El Federal Hall: Fue el primer capitolio de los Estados Unidos de América y el lugar de la investidura de George Washington en 1789. El edificio original fue destruido en el siglo XIX y reemplazado por el actual, el cual sirvió como la primera Cámara de Transacciones. En 1939 fue declarado monumento nacional, siendo el edificio clásico mejor conservado de Nueva York. La entrada al edificio se encuentra presidida por una estatua de George Washington. Su interior alberga un pequeño museo que narra la historia del edificio y que contiene algunos importantes objetos como la biblia sobre la que juró Washington.

ZONA CERO

Desde Wall Street nos dirigimos a la zona cero, lugar donde se levantaban las antiguas Torres Gemelas, cuyo atentado cambió el rumbo del mundo siendo uno de los hechos más conocidos de nuestra historia reciente. Sobre el lugar donde se ubicaba una de las torres, se encuentra el Memorial 11S un homenaje a las víctimas de los ataques terroristas del World Trade Center. Se trata de un monumento compuesto por dos enormes fuentes sobre las que desembocan cascadas artificiales. En los paneles de mármol de los laterales de las fuentes se pueden ver inscritos los nombres de los fallecidos en el trágico acontecimiento.

El One World Trade Center es el edificio principal del complejo reconstruido World Trade Center. Actualmente es el rascacielos más alto del hemisferio occidental y el sexto rascacielos más alto del mundo. La estructura tiene el mismo nombre que la Torre Norte del World Trade Center original. Aquí se ubica el Museo del 11S inaugurado en mayo de 2014 para rendir homenaje a las casi 3.000 víctimas de los atentados.

ESPECTÁCULOS DE BROADWAY

Broadway es una de las avenidas más famosas de Nueva York. Conocida mundialmente por acoger los musicales y obras más espectaculares del planeta, además de ser la única calle oblicua de Manhattan. Actualmente los musicales más conocidos que se representan son  El Rey León, Aladdín, Chicago, El Fantasma de la Ópera, Wicked y Los Miserables. Una forma de ahorrarse unas perras es comprar en las taquillas de TKTS. Aquí se pueden comprar entradas para el mismo día a precios reducidos, pero no para los grandes musicales. Otra forma de adquirir una entrada a precio reducido es a través de la lotería. Son pocas, pero algunas obras tienen loterías en línea, como El Rey León o Hamilton. Puedes verlas y apuntarte en la web de Broadway Direct. Si ganas, te envían un email y tienes que comprar las entradas en línea con tu tarjeta.

FERRY A LA ESTATUA DE LA LIBERTAD

Dirigios a Battery Park, allí, en el Monumento Castle Clinton, un fuerte circular comenzado a construir en 1808 para la defensa de la ciudad de las fuerzas británicas durante las tensiones que marcaron el conflicto de la Guerra de 1812, podréis obtener los tickets. Una vez que tengáis los tickets, tendréis que esperar una larguísima cola para pasar los controles de seguridad y subir al ferry. Ya en el ferry, conforme este se va alejando de la costa, nos damos cuenta que la espera había merecido realmente la pena, las vistas son increíbles. Poco a poco nos vamos acercando a la Estatua de la Libertad, la que es sin lugar a dudas no solo el símbolo de Nueva York sino de todos los Estados Unidos de América.

La Estatua de la Libertad se inauguró en octubre de 1886 y fue un regalo de los franceses para conmemorar los 100 años de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos. Mide 46 metros de altura (93 si contamos la base) y en 1984 fue declarada Patrimonio de la Humanidad. Tras rodear la Isla de la Libertad y realizar decenas de fotografías, tomamos de nuevo el ferry. A la vuelta tendréis la posibilidad de bajar en Ellis Island, la que fue la puerta de entrada a Estados Unidos para más de 12 millones de inmigrantes. En esta isla podréis visitar el Museo de la Inmigración, un enorme recinto de tres plantas inaugurado en 1990.

PUENTE DE BROOKLYN

Abandonamos el Ferry en Batery Park y desde allí nos dirigimos al Puente de Brooklyn, uno de los puentes más famosos del mundo. Esta joya arquitectónica es una de las imágenes más reconocidas de Nueva York gracias al cine y a su aparición en multitud de películas como Monstruoso, Manhattan, Godzilla o Deep Impact. Fue construido entre 1870 y 1883 y durante su construcción, murieron 27 personas, en el momento de su inauguración, era con 1825 metros de largo, el puente colgante más grande del mundo. También fue el primero suspendido mediante cables de acero.

Pasar el puente de brooklyn a pie es una de las cosas más importantes que hacer en Nueva York. El paseo os llevará alrededor de 20 o 25 minutos. Las vistas desde el puente son increíbles pero las mejores están en la orilla contraria, en la parte de Brooklyn, donde se encuentra la zona de Dumbo / Brooklyn Bridge Park. Si os situáis mirando a Manhattan, desde la zona a la izquierda del Puente obtendréis una genial estampa de la zona financiera, sin embargo las mejores vistas se encuentran a la derecha del mismo, en la pequeña playa, desde donde podréis contemplar el Puente de Brooklyn con los rascacielos de Manhattan al fondo.

TOP OF THE ROCK

El Top of the Rock, un mirador situado en la planta 70 del rascacielos General Electric del complejo Rockefeller Center, y que es una de las cosas más importantes que hacer en Nueva York. Aunque el mirador del Empire State Building es más conocido, las vistas desde el Top of the Rock no tienen nada que envidiar a las que se pueden contemplar desde el famoso rascacielos. Desde este mirador podréis admirar el Central Park además del mismo Empire State.

PLANET HOLLYWOOD

Se puede cenar en el conocidísimo Planet Hollywood. Este popular restaurante es uno de los más conocidos de la ciudad y cenar en él es una de las cosas más importantes que hacer en Nueva York. Se encuentra ubicado en pleno Times Square, donde mientras disfrutáis de la comida podréis contemplar una espectacular decoración con figuras a tamaño real de diversos personajes, ropas y complementos originales de algunas de las películas más afamadas de la historia, aviones y naves colgadas del techo, etc.. todo un mundo de película.

Otra opción para una fantástica y original cena es el Elle´s Stardust. Este restaurante se encuentra genialmente posicionado en el 1650 de la calle Broadway, muy cerca de Times Square. Su comida es típicamene americana, está ambientado en un bar de los años 50, y sus camareros vestidos para la ocasión, amenizan la velada con canciones, nuevas y antiguas.

MUSEO DE HISTORIA NATURAL

Entre todas las salas podemos destacar la de la biodiversidad, con montones de animales disecados, la de minerales y meteoritos y, muy especialmente, la de los dinosaurios donde os sentiréis como en Jurassic Park. ¡¡Yo flipe con el Tiranosaurio rex, el Velociraptor o con el Braquiosaurio!!.

CENTRAL PARK

Una de las cosas más importantes que hacer en Nueva York por las que el visitante suele tener especial predilección, es el paseo por el popular Central Park que quizás sea, junto con el Hyde Park de Londres, el parque urbano más conocido del mundo. Central Park ocupa una extensión de 340 hectáreas, o lo que es lo mismo, 4 kilómetros de largo y 800 metros de ancho, por lo que si queréis visitar todos los rincones del parque os recomiendo alquilar una bicicleta. La estampa que encontraréis al pasear por Central Park os será muy familiar ya que si por algo es conocido este enorme parque, es por aparecer en decenas de películas y series de televisión como Solo en Casa 2, Desayuno con diamantes, Serendipity, Cuando Harry encontró a Sally, Los Vengadores, Sexo en Nueva York y un largo etc.

Central Park está repleto de praderas, lagos y cascadas artificiales y zonas que parecen un auténtico bosque. También podréis encontrar el Zoo de Central Park y otras atracciones y monumentos como el de Alicia en el país de las maravillas. Un lugar a destacar, y una de las visitas imprescindible que hacer en Nueva York, es el Strawberry Fields (Campo de Fresas), un lugar dentro del parque que la ciudad de Nueva York dedico a John Lennon, asesinado a las puertas de Edificio Dakota, donde también se rodó la peli Las Semilla del Diablo, a pocos pasos del mismo. En estos jardines se encuentran especies de 161 plantas traídas de todas partes del mundo y en el centro se ubica un mosaico blanco y negro con la palabra IMAGINE, donado por la ciudad de Nápoles. Cientos de fieles rinden tributo al cantante en este lugar entonando sus canciones y creando así una atmósfera mágica.

MUSEO METROPOLITANO

Tras atravesar Central Park, llegamos al Metropolitan Museum of Art, también conocido como el Met, uno de los museos más visitados no solo de Nueva York, sino también del mundo por lo que su visita es algo muy importante que hacer en Nueva York. Cuenta con más de 6 millones de visitantes al año. El museo abrió sus puertas en 1872 cuando Robert Lee Jenkins donó su colección privada a Nueva York. Esta colección ha ido creciendo poco a poco hasta los más de dos millones de objetos. Este inmenso museo posee pinturas y esculturas de casi todos los maestros de Europa y una gran colección de obras estadounidenses. Sin embargo las zonas que más intereses despiertan son las dedicadas a Roma y Egipto, donde se expone el Templo de Dendur un regalo de Egipto a EEUU por la ayuda en la salvación de Abu Simbel y que es sin lugar a dudas la pieza que más os sorprenderá del MET. En cuanto a pintura, el museo posee cuadros de artistas tan afamados como Monet, Cezanne, Rembrandt, Veermer, Van Gogh o Velázquez.

ESTACIÓN CENTRAL

Inaugurada en febrero de 1913 y reformada en 1998, es uno de los lugares más reconocibles de la ciudad de Nueva York debido a su aparición en decenas de películas, entre ellas la mítica Los Intocables de Eliot Ness,  la cual desarrolla una de sus escenas principales en el Vanderbilt Hall, una gran sala de espera de más de 1.100 metros cuadrados. En la estación central además de realizar fotografías podréis comprar en alguna de sus tiendas o comer en uno de sus restaurantes.

EDIFICIO CHRYSLER

Situado en la intersección de la Calle 42 con Lexington Avenue, muy cerca de la Estación Central, este bello rascacielos de estilo art déco, es el favorito de la mayoría de neoyorquinos y turistas. El magnate del automóvil Walter Percy Chrysler quiso demostrar la grandeza de su compañía por lo que contrató al arquitecto de Brooklyn William van Alen, el cual diseñó el edificio con elementos que tratan de recordar a un automóvil. Con 77 plantas y 319 metros de altura, fue el edificio más alto del mundo durante once meses, hasta que le superó el Empire State Building en 1931. Actualmente es el quinto edificio más alto de Nueva York. Su construcción estuvo marcada por la competición con el Bank of Manhattan Building (actualmente The Trump Building) para ser el edificio más alto del mundo. Este segundo edificio se iba a quedar con una altura final de 282,5 m, mientras que el Edificio Chrysler tendría 281,9 m. Sin embargo, a los pocos meses de que se completara el Bank of Manhattan Building, se construyó en secreto una aguja piramidal en el interior del Edificio Chrysler y se instaló en su cima, alcanzando así una altura total de 319 m.

CHINATOWN

La gran cantidad de chinos que viven en Nueva York ha hecho que Chinatown haya crecido hasta el nivel de absorber casi por completo a Little Italy y a gran parte de Lower East Side. Las calles principales del barrio son Mott Street y Canal Street, y en ellas se afinan cientos de restaurantes donde podréis probar la gastronomía china ademas de decenas de tiendas y casas donde podréis adquirir falsificaciones de ropa, relojes, bolsos, perfumes y otros artículos a precios realmente asequibles. Todas estas imitaciones están realmente conseguidas y dan perfectamente el pego.

LITTLE ITALY

Actualmente Little Italy está siendo absorbido por los barrios cercanos sobre todo por Chinatown del que le separa Canal Street. La calle más importante de Little Italy es Mulberry Street, años atrás centro neurálgico de la mafia. En esta calle se encuentran los mejores restaurantes y cafeterías donde podréis saborear la comida italiana. En el nº 133 de Mulberrry Street, podréis visitar Christmas in New York, una tienda de 1.200 metros en la que podréis encontrar todo tipo de motivos navideños en cualquier época del año a precio no muy asequible.

La Fiesta de San Genaro es muy típica de la Pequeña Italia. Se lleva a cabo cada mes de septiembre a lo largo de la calle Mulberry y para muchos es la fiesta más antigua e importante de Nueva York.

EXPOSICIÓN BÉLICA DEL INTREPID

Ubicado en el muelle 86, en la orilla del río Hudson, este es uno de los museos más interesantes de la ciudad cuya visita es algo destacado que hacer en Nueva York. Entre sus grandes atractivos, está el que puedes entrar en un portaaviones o un submarino, siendo uno de los museos de temática bélica más completos del mundo. El Intrepid Museum está ubicado en el portaaviones USS Intrepid, que estuvo activo en el Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial en la lucha contra Japón. Además, el Intrepid tuvo un papel importante como portaaviones durante la Guerra de Vietnam. De este gran portaaviones podréis recorrer cuatro cubiertas pudiendo pasar por los habitaciones hasta el puente de mando. En la cubierta de vuelo encontraréis más de una decena de aviones y helicópteros de distintas épocas, entre ellos el famosísimo Concorde capaz de romper la barrera del sonido y cruzar el Atlántico en 2 horas y 52 minutos.

MISA GOSPEL

Una de las cosas más importantes que hacer en Nueva York, es asistir en Harlem a una misa Gospel, para lo cual lo mejor es hacer coincidir tu estancia con un domingo, que es cuando en general se celebran estas ceremonias. Aunque el barrio de Harlem tenía fama de peligroso actualmente, sobre todo las calles visitadas por los turistas, es seguro. Las iglesias evangelistas acogen de muy buen grado a los turistas pero deberéis levar una indumentaria adecuada, evitando los pantalones cortos y llevar los hombros al descubierto.

Algunas de estas iglesias son:
    • Convent Avenue Baptist Church, nº 420W de la calle 145 (horaios misas gospel a las 8 y 11 horas)
    • Greater Refuge Temple, 2081 Adam Clayton Powell Jr Boulevard (horarios misa gospel a las 11 horas)
    • Canaan Baptist Church, nº 130W de la calle 116 (horarios misa gospel a las 10 horas)
    • Antioch Church, nº 515W de la calle 125 (horarios misa gospel a las 11 horas)
    • Bethel Gospel Assambly, nº 26E de la calle 120 (horarios misas gospel a las 11,30 horas)
    • Memorial Baptist Church, nº 141 W de la calle 115 (horarios misas gospel a las 11 horas). En esta misa no se puede filmar ni usar cámara con flash, además  se pide una donación de 10 dólares por asistir a la misa.
    • Abyssinian Baptist Church, 132 W de la calle 138 (horaior misa gospel abierta a turistas a las 11,30 horas).

Regreso al contenido