Portugal 2015 - Bibiana1

Vaya al Contenido

Portugal 2015

Mis Viajes
Del 16 al 21 de Septiembre de 2015 fuimos Carmen y yo con nuestros amigos Gilda y José da Silva a recorrer en coche la zona del Douro en Portugal, hicimos este viaje en coche con nuestros amigos pasando primero por Peso da Regua luego por Oporto y finalmente a Figueira da Foz, el recorrido que hicimos fué desde Villanueva de la Cañada por la carretera de La Coruña pasando por Tordesillas, Zamora y Alcañices como frontera de España con Portugal y ya en Portugal viajamos hasta Bragança parando a comer en Mirandela una pequeña ciudad del norte interior de Portugal situada en las márgenes del río Tua que se halla situada entre Bragança y Vila Real comunicada con ambas por una vía rápida.
Teniamos planeado un itinerario y la primera parada fué en Pesa da Regua, nos alojamos en The Wine House Hotel & Restaurant Quinta da Pacheca para degustar sus vinos y hacer una cata de cada uno de ellos en sus bodegas, este hotel está en un magnífico emplazamiento rodeado de viñedos y con el río Douro muy cerca, por la tarde nos fuimos a visitar la ciudad y terminamos cenando en el Restaurante Taberna do Jéréré.
A media mañana llegamos a Amarante que es una población portuguesa perteneciente al Distrito do Porto bañada por el rio Tâmega, despues de aparcar nos dirigimos por el Ponte de São Gonçalo hasta la Iglesia y Convento de São Gonçalo despues nos dirigimos a desayunar a la Confeitaria da Ponte tomando los pasteles típicos de la zona, una vez descansados pusimos rumbo a Oporto.
Llegamos a Oporto y fuimos a dejar las maletas en el hotel NH Collection Oporto, despues de un pequeño tiempo de relajación elegimos como punto de partida para conocer Oporto la Avenida de los Aliados en pleno centro de Oporto, esta calle está llena de edificios modernistas entre los que se incluye el Ayuntamiento con su gran construcción en mármol y granito, caminamos por la avenida y dejamos atrás el Ayuntamiento llegando hasta la Plaza de la Libertad la más importante de Oporto y en su centro se ve una estatua ecuestre del Rey Pedro IV, vamos hacia la izquierda y llegamos hasta la estación de trenes San Bento su hall está decorado con más de 20.000 azulejos en los que se relata la historia de Portugal, nos dejó impresionados.

Al salir de la estación bajamos por la rúa de Mousinho da Silveira y después seguimos rectos por la rúa da Alfándega hasta llegar a la orilla del Duero, alli comimos en la Adega San Nicolau que está en la zona de Ribeira dónde encontramos decenas de restaurantes con terraza en los que comer platos típicos portugueses mientras observamos el rio Duero, las bodegas del vino de Oporto y el Puente de Don Luis I.

Otro de los lugares que no hay que perderse es la Iglesia de los Clérigos, después de visitar la iglesia subimos a la torre para entusiasmarnos con las vistas de la ciudad nos hacen olvidar los más de 200 escalones de subida, una vez terminamos volvemos hacia la derecha en la rúa San Filipe de Nery y al final de ésta a la izquierda por la rúa das Carmelitas, a la altura del número 144 está la Librería Lello e Irmao una librería que ha servido de escenario para rodar algunas escenas en películas como Harry Potter.

Continuando por la rúa das Carmelitas llegamos hasta la rúa do Carmo donde podriamos que no hicimos aunque me quedé con las ganas de tomar el tranvía 22 que para enfrente de la Iglesia de Nuestra Señora do Carmo, la última parada del tranvía es la Plaza de Batalha dónde estaba nuestro hotel NH Collection Oporto, allí en la plaza se encuentra la Iglesia de San Ildefonso con su peculiar fachada decorada con cientos de azulejos azules y blancos.

Dejando la rúa 31 de Janeiro a mano izquierda llegamos a la Rua Santa Catarina una de las principales calles comerciales de la ciudad y avanzando por ella encontramos a mano derecha el Café Majestic un elegante café de los años 20 donde tomamos unos helados y disfrutamos de su ambiente histórico, volviendo a Santa Catarina y avanzando un poquito más pudimos ver la fachada de la Capilla de las Almas una pequeña iglesia decorada con azulejos blancos y azules que a estas alturas ya nos resultarón familiares.

Bajando por la rúa de Fernándes Tomás entramos en el famoso el Mercado do Bolhao un lugar nostálgico donde montones de vendedores exponen sus frutas y verduras como si por ellos nunca hubiera pasado el tiempo, cuando salimos del mercado tomamos la rúa Formosa hasta la Avenida de los Aliados y recorrimos la avenida, la Plaza de la Libertad y la rúa de Mousinho da Silveira hasta llegar a la rúa da Bolsa, en el edificio del Palacio de la Bolsa, doblando la esquina por la rúa da Bolsa está la Iglesia de San Francisco donde se pueden ver su interior y sus catacumbas.

Ya sin tiempo y ganas pudimos haber aprovechado el momento para visitar la Catedral de la Sé, la mejor forma de subir hasta ella fué coger el Funicular dos Guindais desde la Ribeira y desde esa altura se pueden ver unas vistas espectaculares de la ciudad, una vez arriba pudimos cruzar pero a medias el Puente de Luis I para llegar hasta Vila Nova de Gaia localidad vecina de Oporto donde están situadas las bodegas de vino de Oporto.

Ya por la noche nos fuimos a cenar al restaurante Fish Fixe que está en la Ribeira, elegimos este restaurante y no nos defraudó porque el dueño o camarero siempre estuvo muy atento con nosotros, una gran elección en uno de los restaurantes con mejores vistas de Oporto.
Quisimos conocer el lugar dónde vive Casillas ex portero del Real Madrid en Foz do Douro que es uno de las barrios de Oporto escogidos por familias de clase alta con modernos y cómodos edificios además de las privilegiadas vistas, está situado en la zona occidental de Oporto y es conocida por ser una de las zonas más caras de la ciudad, se trata de un lugar privilegiado en el que el río Duero se encuentra con el Océano Atlántico, en la zona de Foz pudimos ver el Forte São Jão Baptista una fortificación construida en el siglo XVI para proteger la entrada por vía fluvial a Oporto, para llegar hasta el fuerte bastó con seguir la orilla del río Duero en dirección a Matosinhos este recorrido lo pudimos hacer a pie disfrutando de las preciosas vistas del paseo marítimo.

Continuando por el paseo marítimo y dejando el océano a la izquierda llegamos a otra fortificación, se trata del Fuerte de San Francisco Javier más conocido como Castillo del Queso aunque es muy pequeñito, permite unas bonitas vistas del agua chocando contra las rocas de la costa.

Por la noche estuvimos en Matosinhos cenando en O Valentim a base de pescados exquisitos y vuelta al hotel no sin antes tomarnos un Gin Tonic.
Al día siguiente nos fuimos a Aveiro una ciudad capital del Distrito de Aveiro situada cerca de 55 km al norte de Coímbra, esta ciudad ha sido frecuentemente denominada La Venecia de Portugal por sus canales que atraviesan el centro de la ciudad lo cual dota a la ciudad de una gran belleza conjuntamente con el barrio viejo de Beira Mar que alberga la esencia de la historia de la ciudad, viejas casas entre callejuelas y canales inundados de olor a sal y mar donde se conservan las tradicionales casas y los almacenes de sal de la ría, el aire antiguo de la ciudad se mezcla perfectamente con la modernidad y hacen de esta ciudad un sitio apetecible en cualquier época del año, en la Praça do Peixe se puede comprar pescado fresco.

Dimos un paseo en las que son las embarcaciones típicas o Mouliceiros que recorren desde hace siglos los canales de Aveiro y pudimos contemplar con un Mouliceiro casi toda la ciudad, al término del viaje nos dirigimos al restaurante Xperience para tomar unas delicatessen y buen vino de Oporto.

Los dos últimos días los dedicamos a Figueira da Foz en el hotel Eurostars Oasis Plaza que está en el litoral atlántico junto al valle del río Mondego con su Ponte Edgar Cardoso, es uno de los centros turísticos más importantes de Portugal con uno de los mayores casinos del país, una plaza de toros, una enorme área en las playas con equipamientos deportivos donde en diversas ocasiones se ha celebrado el Mundialito de fútbol de playa.

Como no, por la tarde nos fuimos a visitar esta ciudad y terminamos cenando en la Caçerola 2 un arroz caldoso de mariscos y cual no sería la cantidad que despues de repetir varias veces sobró arroz y marisco para más comensales que hubiera habido en la mesa, realmente es un estupendo restaurante especializado en cocina marinera portuguesa, creo que pidiendo cualquier plato que venga del mar acertarás todo ello acompañado de un buen Vinho verde como por ejemplo Muralhas, después una vez bien saciados volvimos al hotel a tomar una copa y luego a dormir porque estamos afixiados de tanto andar.
Al día siguiente salia un sol espléndido por lo que decidimos dedicarlo a ir a la playa y tomar el sol no sin antes tomar un aperitivo en un chiringuito espectacular de la playa mientras esperabamos a nuestros amigos que estaban en el hotel disfrutando del SPA, luego ya instalados pasamos la mañana relajandonos en la playa, pasadas un par de horas nos dirigimos al pueblo de Buarcos que estaba al final de la playa y comimos en el Coco Loco, y ya de vuelta al hotel a descansar para por la tarde volver a Buarcos a cenar en la terraza del Marégrafo restaurante muy agradable con vistas al mar, cenamos a base de tapas, platos sencillos caseros y mientras nos enterabamos del partido de fútbol Oporto vs Benfica con Casillas en la porteria.
Vuelta al hotel, tomamos una copa y a hacer las maletas porque al día siguiente volvemos para España por Viseu, Guarda, Ciudad Rodrigo, Salamanca, Ávila y finalización en Villanueva de la Cañada.


Ahora demos un repaso a las zonas más representativas de Oporto.

BARRIO RIBEIRA

El Barrio de la Ribera es el mejor lugar para empezar a explorar la ciudad, este lugar es el barrio más típico de Oporto, forma un laberinto de callejuelas empedradas llenas de casas coloridas, balcones llenos de flores y ancianos en las puertas. El barrio llega hasta el río Douro (Duero), siendo un buen lugar para verlo el Puente de hierro Dom Luis I. Otra buena opción es hacer un pequeño crucero en los rabelos, una embarcación típica utilizada desde hace siglos para transportar el vino desde las bodegas a los almacenes.

PONTE DOM LUIS I

Si no sufrís de vértigo, recorrer el puente Dom Luis I es obligatorio en Oporto. Este puente conecta Oporto con su ciudad gemela, Vila Nova da Gaia y fue construido por el alumno de Gustave Eiffel, Téophile Seyrig. Se trata de un puente de hierro de dos plantas que alcanza los 170 metros sobre el Douro. Las vistas que se tienen desde aquí de la ciudad son increíbles, sobre todo al atardecer y por la noche.

VILA NOVA DE GAIA

La ciudad hermana de Oporto, Vila Nova de Gaia es la segunda ciudad más grande de Portugal. Aquí se encuentran las bodegas más bonitas e interesantes de vino de Oporto. Al margen de las bodegas, también destacan el Monasterio de Serra do Pilar y unas muy bonitas playas. Para llegar hasta aquí hay que cruzar el Puente Dom Luis I, ya que se encuentra al otro lado del río Duero.

IGLESIA DE SAN FRANCISCO

Esta iglesia de humilde fachada esconde en su interior un auténtico tesoro. La Iglesia de San Francisco, decorada durante el período barroco, es un perfecto ejemplo de talha dourada, como se conoce a la madera tallada recubierta por una lámina dorada. Se considera una de las Iglesias más decoradas de toda Europa. ¡El impacto al entrar es realmente increíble!

CATEDRAL

La Catedral de Oporto, o, es un edificio austero que se encuentra en lo alto de la colina que domina la ciudad. En su sencillo interior destaca el patio gótico donde se encuentran mosaicos de azulejos, blancos y azules, que representan la vida de la Virgen y de las Metamorfosis de Ovidio. Desde el Terreiro da Sé, la terraza frente a la Catedral, se puede admirar una bonita vista del río Douro. En el centro de la plaza, se encuentra una antigua columna que servía, pese a su belleza, para  exponer y torturar a los condenados. Aquí comienza la escalera que lleva hasta la zona baja de la Ribeira y la parte peatonal del Puente Dom Luis I.

ESTACIÓN DE SÃO BENTO

Si solo nos quedamos con la imagen de su fachada, esta estación puede no parecer gran cosa. Pero su interior alberga más de veinte mil azulejos que la hacen única y realmente bella. Estos mosaicos, blancos y azules, narran la historia de los medios de transporte. La estación se construyó en el lugar donde se encontraba un viejo monasterio benedictino y es hoy en día uno de los lugares más visitados  por los turistas.

IGLESIA DE LOS CLÉRIGOS

Es una iglesia de estilo barroco construida entre 1735 y 1748 cuya torre es la más alta de Portugal con 76 metros de altura. Los más de 200 escalones de este lugar dan acceso a una privilegiada vista panorámica de Oporto. La subida llega a ser todo un reto no acto para claustrofóbicos debido a que las escaleras se van estrechando y los turistas suben y bajan continuamente.


LIBRERIA LELLO

En la Rua das Carmelitas se encuentra una de las librerías más bonitas del mundo. Se trata de la Livreria Lello (conocida también como Lello & Irmão), fundada en 1869. La fachada, en estilo neogótico, ya es un espectáculo,  pero su interior guarda la mejor parte, una fusion de estilos gótico y liberty muy particular. Su increíble y original escalera de madera, con forma de 8, ha aparecido en las películas de Harry Potter. Teóricamente está prohibido sacar fotos del interior, aunque sus dueños son dados a hacer excepciones si se pide educadamente.

PALACIO DA BOLSA

No os dejéis engañar por la fachada neoclásica del Palacio de la Bolsa, como es habitual en esta ciudad, es en su interior donde se encuentran auténticas maravillas. El Palacio de la Bolsa fue creado para representar la potencia comercial de Portugal, decorando sus salas varios artistas a lo largo de los siglos. La más impresionante es sin duda la sala Árabe, de estilo neomorisco e inspirada en la Alhambra de Granada. Otra imponente estancia es la Sala de las Naciones, o Patio das Naçoes, cubierto por una cúpula de hierro que permite el paso de luz natural.

CASA DA MUSICA

Visitando la Casa da Musica podemos conocer un poco de la Oporto moderna. Su imponente estructura poliédrica se encuentra en el corazón del barrio de Boavista. Este gran edificio fue construido cuando Oporto fue declarada Capital de la Cultura Europea en el año 2001. Actualmente la Casa da Música alberga tres orquestas residentes: la Orquesta Nacional de Oporto, la Orquesta Barroca y el Remix Ensemble.

MERCADO DO BOLHÃO

Para probar lo mejor de la cocina de la ciudad hay que visitar el Mercado Do Bolhão. Este mercado se encuentra en una bonita estructura de hierro del 1800. Envuelve el lugar el olor a fruta fresca y flores, también encontraréis multitud de quesos, pescado y muchos otros productos típicos.


Regreso al contenido